Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Miér Dic 22, 2010 6:27 am


Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA (truco, estrategia) para el camino... En ellos se puede reconocer la misma voz de NISAGARGADATTA, GURDJIEFF y tantos otros que trabajaron sobre el YO y la VACUIDAD...

No admito nada por encima de mí.

Si Dios y la Humanidad son poderosos con lo que poseen, hasta el punto de que para ellos mismos Todo está en Todo, Yo advierto que a mí me falta mucho menos todavía y que no tengo que quejarme de mi vacío.

Yo no soy Nada, en el sentido de vacío; pero soy la Nada creadora, la Nada de la que mi Yo creador lo crea Todo.

¡Mal haya, pues, toda causa que no sea entera y exclusivamente la Mía! Mi causa, pensaréis, debería ser, al menos, la buena causa. ¿Qué es lo bueno, qué es lo malo? Yo mismo soy mi causa, y no soy ni bueno ni malo; ésas no son, para Mí, más que palabras.

Lo divino es la causa de Dios; lo humano, la causa del hombre. Mi causa no es divina ni humana, no es ni lo Verdadero, ni lo Bueno, ni lo Justo, ni lo Libre, es lo mío, no es general, sino única, como Yo soy Único.

No admito nada por encima de mí.

MAX STIRNER








El temor a Dios propiamente dicho está desde hace largo tiempo quebrantado, y la moda es un ateísmo más o menos consciente que exteriormente se reconoce en un abandono general de los ejercicios del culto. Pero se ha trasladado al Hombre todo lo que se ha quitado a Dios, y el poder de la humanidad ha aumentado con todo lo que la piedad ha perdido en importancia: el Hombre es el dios de hoy, y el temor al Hombre ha tomado el lugar del antiguo temor a Dios.

Pero como el Hombre no responde más que otro Ser Supremo, el Ser Supremo no ha sufrido, en suma, más que una simple metamorfosis, y el temor al Hombre no es más que un aspecto diferente del temor a Dios.

Nuestros ateos son gente piadosa.

Si durante los tiempos llamados feudales recibíamos todo en feudo de Dios, el período liberal nos ha puesto en el mismo estado de vasallaje respecto al Hombre. Dios era el Señor, en el presente, el Hombre es el Señor; Dios era el Mediador, en el presente, lo es el Hombre; Dios era el Espíritu, y el Hombre es hoy el Espíritu. Bajo este triple aspecto, el vasallaje se ha transformado; en primer lugar, tenemos del Hombre todopoderoso nuestro poder, y este poder, emanado de una autoridad superior, no se llama potencia o fuerza, sino que se llama el derecho: el derecho del Hombre. En segundo lugar, tenemos de él nuestra relación con el mundo, porque es el mediador que ordena nuestras relaciones, y éstas no pueden, por consiguiente, ser más que humanas. En fin, tenemos de él a Nosotros mismos, es decir, nuestro valor propio o todo aquello de que somos dignos, porque no tenemos ningún valor si él no habita en Nosotros y si no somos humanos. El poder es del Hombre, el mundo es del Hombre y Yo soy del Hombre.

Pero ¿cómo declarar que Yo soy Mi justificador, Mi mediador y Mi propietario? Yo diré:

Mi poder es mi propiedad.

Mi poder me da la propiedad.

Yo mismo soy mi poder y soy por él mi propiedad.
MAX STIRNER


El derecho absoluto arrastra en su caída a los derechos mismos, y con ellos se derrumba la soberanía del concepto del derecho. Porque no debe olvidarse que hasta ahora hemos sido dominados por ideas, conceptos, principios, y que entre tantos Señores, la idea de derecho o la idea de justicia ha desempeñado uno de los principales papeles. ¿Legítimo o ilegítimo, justo o injusto, qué me importa? Lo que me permite mi poder, nadie más tiene necesidad de permitírmelo; él me da la única autorización que me hace falta. El derecho es la alucinación con la que nos ha agraciado un fantasma; el poder soy Yo, que soy poderoso, poseedor del poder.

El derecho está por encima de Mí, es absoluto, Yo existo como un ser superior que me lo concede como un favor; es una gracia que me hace el juez. El poder y la fuerza sólo existen en Mí, que soy el Poderoso y el Fuerte.
MAX STIRNER



.

Yo no me humillo ya ante ningún poder. Yo reconozco que cualquier poder no es más que el Mío, y que debo abatirlo en cuanto amenace oponerse a Mí, o hacerse superior a Mí. Todo poder no puede ser considerado sino como uno de mis medios para llegar a sus fines. A todos los poderes que fueron mis señores, los rebajo, pues, al papel de mis servidores. Los ídolos no existen más que por Mí; basta que deje de crearlos, para que desaparezcan: no hay poderes superiores, sino porque yo los elevo y me pongo debajo de ellos.

He aquí, pues, en qué consisten mis relaciones con el mundo. Yo no hago ya nada por él, por el amor de Dios, no hago ya nada por el amor del Hombre, sino por mi amor propio. Así, tan sólo el mundo puede satisfacerme, mientras quienes lo consideran desde el punto de vista religioso (con el cual, notadlo bien, confundo el punto de vista moral y humano), el mundo sigue siendo un piadoso deseo (pium desiderium), es decir, un más allá, un inaccesible. Tales son la felicidad universal, el mundo moral, en que reinarían el amor universal, la paz eterna, la extinción del egoísmo, etc. ¡Nada en este mundo es perfecto! A estas tristes palabras, los buenos se apartan de él y se refugian junto a él en el oratorio, o en el orgulloso santuario de su conciencia. Pero nosotros permanecemos en este mundo imperfecto: tal como es, sabemos utilizarlo para nuestro disfrute.

Mis relaciones con el mundo consisten en que yo disfruto de él y lo utilizo para mi goce. Mis relaciones son mi disfrute del mundo que pertenece a mi autodisfrute.







Te corresponde más que lo divino, lo humano, etcétera; te corresponde lo que es tuyo.

Considérate más poderoso que todo aquello por lo que se te hace pasar y serás más poderoso; considérate más y serás más.

No estás simplemente destinado a todo lo divino y autorizado a todo lo humano, sino que eres poseedor de lo tuyo, es decir, de todo lo que puedes apropiarte con tu fuerza.

Se ha creído siempre que se debía darme un destino exterior a Mí y así se llegó finalmente a exhortarme a ser humano y a obrar humanamente, porque Yo=Hombre. Ése es el círculo mágico cristiano. El Yo de Fichte es igualmente un ser exterior y extraño a Mí, porque ese Yo es cada uno y tiene sólo derechos, de suerte que es el Yo y no Yo. Pero Yo, no soy un Yo junto a otros Yo; soy el solo Yo, soy Único. Y mis necesidades, mis acciones, todo en Mí es único. Por el solo hecho de ser ese Yo único, de todo hago mi propiedad poniéndome a la obra y desarrollándome. No es como Hombre como me desarrollo y no desarrollo al Hombre: soy Yo quien Me desarrollo.

Tal es el sentido del Único.




Que el individuo es para sí una historia universal, y que el resto de la historia no es más que su propiedad, eso va más allá del Cristianismo. Para éste, la historia es superior, porque es la historia del Cristo o del Hombre; para el egoísta, sólo su historia tiene un valor, porque no quiere desarrollar más que a sí mismo y no el plan de Dios, los designios de la Providencia, la libertad, etc. Él no se considera un instrumento de la Idea o un recipiente de Dios, no reconoce ninguna vocación, no se imagina destinado a contribuir al desarrollo de la humanidad, y no cree en el deber de aportar en él su óbolo; vive su vida sin cuidarse de que la humanidad obtenga de ella pérdida o provecho. -¡Y qué! ¿Estoy yo en el mundo para realizar ideas, para realizar con mi civismo la Idea del Estado, o para dar por mi matrimonio una existencia como esposo y padre a la Idea de familia? ¿Qué me quiere esa vocación? Yo no vivo para realizar una vocación, al igual que la flor no nace y exhala perfume por deber.

El ideal Hombre está realizado cuando la concepción cristiana se transforma en la siguiente: Yo, este único, soy el Hombre. La cuestión: ¿Qué es el hombre? se ha convertido en la pregunta personal: ¿Quién es el hombre? Qué es, preguntaba por el concepto a realizar; comenzando por quién es desaparece la cuestión, porque la respuesta existe en quien interroga: la pregunta es su propia respuesta.

Se dice de Dios: Los nombres no te nombran. Eso es igualmente justo para Mí; ningún concepto me expresa, nada de lo que se considera como mi esencia me agota, no son más que nombres. Se dice, además, de Dios, que es perfecto, y no tiene ninguna vocación, no tiene que tender hacia la perfección. También esto es cierto para Mí.

Yo soy el propietario de mi poder, y lo soy cuando me sé Único. En el Único, el poseedor vuelve a la Nada creadora de que ha salido. Todo ser superior a Mí, sea Dios o sea el Hombre, se debilita ante el sentimiento de mi unicidad, y palidece al sol de esa conciencia.

Si yo baso mi causa en Mí, el Único, ella reposa sobre su creador efímero y perecedero que se devora él mismo, y Yo puedo decir:

Yo he basado mi causa en Nada
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Sáb Dic 24, 2011 1:14 pm

Si ARTAUD ha sido el PONTÍFICE esotérico del siglo XX y aun del XXI ,porque su silla está vacante; STIRNER lo ha sido del XIX. Los infraprofanos lo han visto como un anarquista individualista racional, pero los que no estamos pintados, ni careteamos ni rumiamos adaptaciones, sabemos del poder de su onta y de la sabiduría infusa que epitoma a RUYSBROECK, SILESIUS, ECKHART; escuchamos la prosodia y la música de ese toro gigantesco bramando aun de claustrofobia por la bóveda celeste, como Platón a sus 80 años...
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Sáb Dic 24, 2011 1:52 pm

¿Se advierte la sinfronía e intertextualidad "entusiasmosofista"( neologismo de Jorge Fraga) con Goethe y Louis Claude de Saint Martin o se la opaca con desconfianzas infraprofanas, sin ver las reverberaciones de la tradición primordial? : " Yo he basado mi causa en Nada" ( "He puesto mi deseo en nada". Reabsorvo mis deseos dispersos en uno solo de nada, emancipándome del torrente
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Sáb Dic 24, 2011 2:25 pm

Y para los que se inspiran y motivan más con lo chamánico, recuerden que ciertos presocráticos, como EMPÉDOCLES, eran, además de tantas sacralidades, consumados chamanes; y comparen el tono y el pneuma de Stirner con el de aquel que decía que había sido DEMONIO ERRANTE y execraba las restricciones cósmicas y todos los acuerdos del sueño colectivo ( como Heráclito), pero sin ambajes ni adaptaciones sino con viril resistencia y ataque...
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Sáb Dic 24, 2011 2:32 pm

¿Por qué Max Stirner?

¿Por qué Max Stirner?

Max Stirner es el mejor antídoto contra el veneno de la adormidera humanista ya que el humanismo es el último escollo hacia la emancipación. El mago nos hace creer que somos seres humanos para asegurar los alimentos terrestre y lunares y quién sabe qué más. Así no hay Maharshi, Nisargadata, ni Castaneda que valga si todo está siendo tammizado por la pretensión humanista. Porque aunque un Don Juan, un Ramakrishan, un Maharshi y tantos otros hayan dicho que lo que mejor que se puede hacer por la supuesta humanidad y su mundo es irse a dormir o evitarle el problema de ese alucinado que se cree humano y aun capaz de solucionar algo...una y otra vez se termina en el nudo gordiano falso y en el callejón sin salida del humanismo...

Max Stirner sirve para leer mejor la tradición...


Importa leer el reportaje en que heideger explicaba porque era antihumanista junto al otro reportaje en que sartre aburria con su estúpida nocion de compromiso... Importa porque practicamente antes de leer nada que me lo confirmara supe y senti con todo mi ser que LA HUMANIDAD era el peor engaño, la más fúnebre de las trampas, aparte de la mente...
Esta ilusión se refiltra de los modos más ubicuos e insidiosos...¿Serán las desventajas de la teoantropomorfización? ¿El teocentrismo ha sido un antropomorfismo encubierto? ¿La peor es la de la teohumanización (del Dios que se Humaniza para que el hombre se divinice)?


Lo individual y lo colectivo son dos caras de la misma moneda, y un empeoramiento del antropomorfismo de la estrategia divina de adoptar rostro humano. No obstante, a pesar de que Guénon demostró el engaño de lo individual, el oxímoron de individuo absoluto parece no sólo servir sino tener mucho que ver con la solución.



Recuerdo mis ensoñaciones monádicas, en mi adolescencia, con el amigo leibniz. Y grandes expansiones, sublimes expansiones de aquellos tiempos de vigilias monádicas comprueban lo que aquí se connota. Y de paso, aprovecho, para recordar que así como a ANDRE BRETÓN le voló la cabeza LOS ESTADOS MÚLTIPLES DEL SER de Guénon, a mí me la voló EL ENTE INFINITO de Fenelón, allá por mis 19 años, y a los 21, René Guénon me dio esa FELICIDAD de la que hablaba ARMANDO ASTI VERA...
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  mariocesar el Sáb Oct 31, 2015 2:55 am

Diego Cadenas Morejón
29 de octubre a las 17:08 ·
No soy de los que se resigna a la rueda del destino. La destruiré si no gira a mi antojo. Haziz
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fragmentos de MAX STIRNER que pueden servir de UPAYA

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.