EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Sáb Nov 20, 2010 3:15 pm

En la masonería el iniciado asume todas las formas tradicionales con total independencia y libertad ...

Q. .H. .

Por supuesto que estamos de acuerdo con vos. No puede ser de otra forma. La masonería es algo iniciático y , por ende, allende todo exoterismo, dogma y todo linde devocional o teológico. Por eso Guenón ha llamado a la Masonería el ARCA DE LAS TRADICIONES, ya que las explicitaciones de grados superiores a los únicos reales y suficientes, es decir los 3 primeros, que se dieron a partir de la "traición" o desviación especulativa, no obstante corresponden a realidades y posibilidades espirituales... Ahora ¿por qué - como dice Guenón- la masónica es una vía iniciática especial para ateos? Y, aquí, si me permiten, quiero hacer una analogía con el budismo primitivo o auténtico (anterior a las posteriores involuciones sentimentales y exotéricas) que es completamente ATEO ( aunque lo pretendan rectificar y relativizar) ya que supera la limitación de vivir lo absoluto en su aspecto personal o antropomórfico). Para no extenderme en exposiciones sobre por qué la masonería es atea por principio contaré una anécdota muy genérica ( ya que con distintos peersonajes ha sucedido una y otra vez en los talleres). En 1975 fui iniciado junto con otro candidato. Éste , en su fidelidad a sus principios, triplicó la duración de la tenida de iniciación ya que se negaba una y otra vez a aceptar ninguna causa suprema o primera ni ninguna cosa parecida...Creo que lo ganaron por cansancio y sólo cuando acertaron a alguna perífrasis o eufemismo que no le repugno tanto...Años después, durante una situación más complicada y que duraba mucho más logré persuadir de que se aceptara a otro ateo que tampoco se avenía a ambages con el argumento de que el ateísmo al ser la negación del aspecto personal de lo absoluto califica aun más para la iniciación...
Volviendo a nuestro tema. Va de suyo que todo tema, símbolo, referente que la masonería comparte con lo exotérico y lo religioso tiene un significado y un uso que va muchísimo más allá. En la masonería los dogmas, los símbolos que, de ordinario, en la religión se usan para darles las espaldas y mantener a la sombra de ellos a los feligreses, en la masonería son portales que, debidamente transpuestos, se abren a una libertad intelectual literalmente infinita...

On 20 nov, 14:21, "FABIAN VELEZ PEREZ" <velezpe...@gmail.com> wrote:
> Q:.H:.
>
> El sincretismo llevada a su maxima expresion es tratar de amalgamar una
> religiosidad concreta a la Orde,
>
> Me pregunto:
> ¿los masones que no profesan religiones donde se considere figura divina a
> Jesus deben ser convertidos o expulsados de la Orden?
>
> ¿que hacemos con los HH:. ateos o racionalistas? ¿son una aberracion o una
> filtracion?
>
> Antes de comenzar a revolver masoneria con religiones, deformandola de
> paso, debemos ir a las fuentes de la historia de la Orden, para poder
> entender que es realmente el GADU:. y no entrometer a los dioses
> particulares en estos avatares.
>
> Para ejemplo le cito lo siguiente:
>
> El hecho de carecer de una clara definición, permite que los masones
> podamos estructurar la idea del G..A:.D:.U:. según las creencias de cada
> uno de nosotros, de tal forma que, para algunos será la imagen de su
> propia divinidad, al paso que para otros se entenderá como la fuerza
> creadora.
>
> Pese a lo anterior, algunos talleres, de forma descortés, someten a los
> hh:. visitadores a una constante alusión a dios, sin tener en cuenta que
> no todos los masones tienen una idea o concepción igual de la divinidad.
>
> Es así como, dejando de utilizar el acrónimo G..A:.D:.U:., pasan sin
> ruborizarse a hacer mención directa del dios judeocristiano, llegando
> incluso al extremo de hacer alusiones a su deidad o a pintar una figura
> religiosa con adornos masónicos.
>
> No se dan cuenta que al hacer esto, están ofendiendo la sensibilidad
> religiosa de sus hh:.mm:. pues no respetan el sentimiento intimo de cada
> uno de nosotros, que puede o no, coincidir con su tendencia religiosa.
>
> A manera de ejercicio, traigo la siguiente cita extraída de la pagina web
> DIOS ES IMAGINARIO: “Nada en el Cristianismo es original. El Dios
> pre-Cristiano Mitra - conocido como el Hijo de Dios y la Luz del Mundo -
> nació el 25 de Diciembre, murió, fue enterrado en una tumba de piedra, y
> luego resucitó al tercer día. Por cierto, el 25 de Diciembre, también es
> el nacimiento de Osiris, Adonis y Dionisio. El bebé Krishna por otro lado,
> recibió oro, incienso y mirra de regalos al nacer”
>
> Si a alguno de los presentes le resulta incomoda la cita anterior, por que
> insulta su creencia religiosa, colóquese en el lugar de aquel que no cree
> en dios alguno y se le obliga a escuchar constantes invocaciones a una
> divinidad que le es ajena.
>
> Reciban un TAF:.
>
> FABIAN VELEZ PEREZ
> M:.M:.
>
>

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Mar Abr 16, 2013 9:54 pm

como dice Guenón- la masónica es una vía iniciática especial para ateos

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mataril el Miér Abr 17, 2013 1:08 am

mariocesar escribió:como dice Guenón- la masónica es una vía iniciática especial para ateos

dios se hizo hombre para que el hombre se haga dios

En 1975 fui iniciado junto con otro candidato. Éste , en su fidelidad a sus principios, triplicó la duración de la tenida de iniciación ya que se negaba una y otra vez a aceptar ninguna causa suprema o primera ni ninguna cosa parecida..

ajajajajajajajajajajajajaj


Última edición por mataril el Miér Abr 17, 2013 2:01 am, editado 1 vez

mataril

Mensajes : 1740
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mataril el Miér Abr 17, 2013 1:53 am

La casa de Dios parece ser infinita pero solo hay una puerta de entrada. Es recogida ejemplarmente en la filosofía perenne pues de la puerta solo se han preocupado y del acceso, no de lo que hay detrás de ella (no son tan estúpidos de estropear el final de la peli y llenarte de expectativas, tal y como hace la New Age pintando todo de color de rosa) es decir, la filosofía perenne se preocupa de las bisagras, engranajes, goznes, el chirriar, la madera y sobre todo de la actitud de entrada a ella, lo contrario a esto es profanidad vestida de divinidad. Hay que ir al lugar del río donde las aguas no son cambiadas.

Para comprender el concepto “casa de Dios” me gusta mucho el ejemplo del río y su curso natural. Los ríos nacen en las montañas siendo puros y cristalinos en su nacimiento (todos no hay excepción esto es literal en cuanto al ser humano, todos somos ríos). A medida que sigue el curso inevitable, avanza y se funde con otros ríos. En ese penetrante fluir, en ese mezclarse es donde adquiere conciencia de lo que es, adquiere conciencia a través de ese contaminar, este punto es donde reside el fallo, siendo este fallo un puente hacía el acceso a una conciencia superior o divina. Todos los ríos terminan por morir en el mar, pero no todos mueren sabiendo y conociendo la ley de Dios y que cosa ha sucedido. Muchos ríos creen que realmente se muerte en el mar y para que esta muerte suceda han de haber creído que estaban vivos.


mataril

Mensajes : 1740
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mataril el Miér Abr 17, 2013 1:59 am

mataril escribió:Los ríos nacen en las montañas siendo puros y cristalinos en su nacimiento (todos no hay excepción esto es literal en cuanto al ser humano, todos somos ríos). A medida que sigue el curso inevitable, avanza y se funde con otros ríos. En ese penetrante fluir, en ese mezclarse es donde adquiere conciencia de lo que es, adquiere conciencia a través de ese contaminar, este punto es donde reside el fallo, siendo este fallo un puente hacía el acceso a una conciencia superior o divina. Todos los ríos terminan por morir en el mar, pero no todos mueren sabiendo y conociendo la ley de Dios y que cosa ha sucedido. Muchos ríos creen que realmente se muerte en el mar y para que esta muerte suceda han de haber creído que estaban vivos.

El fallo es una presa que construimos en el curso del rìo, en ese contaminar, una sòlida materialidad, un desvio destino obligado que obstruye el curso natural del rìo.


mataril

Mensajes : 1740
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Miér Abr 17, 2013 7:50 am

Hay una frase parecida a la tuya de NAPOLEÓN sobre su busca, la tradición en general y la masónica en particular en que la que tan decisivo protagonismo tuvo él. INSHALLAH pronto la estaré compartiendo.


"(...)Los ríos nacen en las montañas siendo puros y cristalinos en su nacimiento (todos no hay excepción esto es literal en cuanto al ser humano, todos somos ríos). A medida que sigue el curso inevitable, avanza y se funde con otros ríos(...)!Mataril

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Miér Abr 17, 2013 7:55 am

"El fallo es una presa que construimos en el curso del rìo, en ese contaminar, una sòlida materialidad, un desvio destino obligado que obstruye el curso natural del rìo. "Matarile


Sublime, Mataril; y por "fallo" entendemos, aun, las sistematizaciones, los sistemas. Donde sobra pizarrón, manual de instrucciones, planificaciones y nociones de "pragmatismo" y eficacia, tan caras, aun, a los nagualistas y chamanistas, incluido Carlos Castaneda en su escandalosa desviación modernista. Hasta un punto había adoptado a la mentalidad occidental la enseñanza de don juan de un modo no tan penoso; pero luego la prostituyó del todo y la hizo pacotilla.

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

LA TRANSMUTACIÓN OCULTA DEL COMPAÑERO

Mensaje  mataril el Miér Abr 17, 2013 10:58 pm


El acceso a la vida espiritual conlleva siempre la muerte a la condición profana, seguida de
un nuevo nacimiento.
MIRCEA ELIADE

Y en la muerte voluntaria (al ser solicitada) del Compañero que aspira a
levantarse como Maestro masón, la clave de su transmutación espiritual futura se
encuentra probablemente en el hecho de recibir la iniciación principal acostado
en el suelo, bajo un decorado fúnebre que lo recubre, orientado de oeste a este, en
un silencio roto tan sólo por el lento martilleo de la marcha ritual de los nueve
Maestros en torno al pseudocadáver, en la penumbra, mientras vibran únicamente
las llamas de quince cirios y se eleva el olor grave de la mirra, el perfume de los
funerales antiguos, entre el humo azulado que surge del pebetero de barro situado
detrás de él.


Porque lo mismo que existe una técnica de la alquimia material, existe una
técnica de la alquimia espiritual. Todos los maestros de antaño enseñaron la
existencia muy real de un procedimiento para llegar a la iluminación interior
tradicional.

Es una vía individual, solitaria, sin
afiliación a ningún grupo, lo que supone sin la menor duda una garantía. Además,
resulta accesible a todo el mundo, cualquiera que sea su religión original.

El Aprendiz debe ser también un joven perfecto, sin mutilaciones, sin vicios corporales, nacido
de padres honrados.


mtaril:
esto es lo que me gusta de la masoneria, solo de la puerta y del acceso, no de pintar el final, dejen de especularrrrr masones.

una vida ritual, paz y buenos alimentos

mataril

Mensajes : 1740
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  Guaraní el Jue Abr 18, 2013 9:30 am

El problema actual del "profano internauta", radica en que ante el hecho de haber tenido acceso a cierta información "periférica", en materia de asuntos iniciáticos, considera tener suficiente comprensión para opinar y formular apreciaciones sobre temas que categóricamente desconoce e ignora y que además están demasiado lejos de su comprensión.

O es que ya conociste la luz Matarile?

Guaraní

Mensajes : 679
Fecha de inscripción : 05/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 11:15 am

Hablando de conocer la luz, supongo que a ud. le ha de cuadrar porque doy por hecho que escuadra , un espacio, en face book, que se llama "masonería universal" que administra un muchacho argentino que vive en españa y me ha dicho que es muy amigo de eduardo calley, el militante del escocismo rectificado, al que conocí por un homenaje que le hizo en la red a mi amigo y hermano alfredo villafañe.

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 11:23 am

¡Qué grande Goethe ( nunca está de más reiterarlo)! Murió exclamando ¡LUZ, LUZ, más LUZ!

(Sé que no han faltado los que dicen que pedía que le corrieran las cortinas o abrieran la ventana)



Y Guénon se fue exclamando: ¡El ALMA se va, EL ALMA se va...!


Beethoven parece que maldijo o desafió al cosmos, porque se incorporó y alzó su puño en contra de la tormenta, del rayo


Crowley maldijo al médico que le negó morfina.


Nuestro Jacques de Molay maldijo a un montón ¡y hasta un JABALÍ le ejecutó una de sus venganzas !

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  aljebrige el Jue Abr 18, 2013 12:02 pm

jack de molay!

disculpen, no quiero interrumpir, pero anoche tube un sueño muy llamativo

en una clase universitaria en la cual me veia como un desalineado silvestre el profesor con una vos profunda muy clara se reia y hacia chistes a traves de mi "personalidad" me incitava a que le demostrara que le escribiera unas cosas sobre "tal"
yo le decia que no sabia que no lo habia leido. claramente me trataba con cariño.
asi que, entre que hablaba con los demas de la clase , me iba a una cama con una muchacha y a tocarnos un poco.
despues bajaba nuevamente y alli el profesor me decia, toma esta hoja, escribime sobre "no se que parecia frances" yo le decia que no sabia nada realmente que no lo habia leido y solo se reia. bueno si quiere le puedo mentir (por inventar) , bueno dijo mientame, entonces tome el lapiz, y empeze a intentar desifrar, si era frances, que se hacia en francia, de repente empezaron a aparecer parrafos y parrafos que yo ni siquiera habia pensado. luego lo relei, y mientras leia en vos alta
una vos atras me decia fuerte..MOLLAY MOLLAY MOULLAY MUOLLAY(entendia eso) y empece a repetir MOLLAY MOLLAY
desperte pensando MOULLAY? molay? mi inconciente me trajo el nombre JAck de moullay que luego busque en internet..

quien fue jack de molay? prefiero preguntarle a ustedes que buscar en wikipedia. wiki dice que fue mason



aljebrige

Mensajes : 510
Fecha de inscripción : 16/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 12:59 pm

Oh Matarile. Parece que lo onírico nos está ratificando la labor en este éter....

Fue el último GRAN MAESTRE de los TEMPLARIOS, paradigma inagotable no sólo de la masonería...Será una felicidad compartirlo tanto con tu perspicacia como con tu ciencia infusa...


Por ahora pegaré aquí planchas de amigos y hermanos sobre él, sobre todo las de CARLOS RAITZIN...

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 1:04 pm

En memoria de Jacques de Molay, a 693 años del nefasto 18 de marzo de 1314
Jacques Bernard de Molay parece haber nacido en Borgoña entre los años 1240 y 1244, aunque hay versiones que señalan que fue en el año 1243 en la ciudad de Vitry. En 1265, en la ciudad de Beaune, Francia, se unió a la Orden del Temple, recibido por Imbert de Perand, visitador de Francia y del Portu, en la capilla del Temple de la residencia de Beaune.

A la muerte del Maestre Guillaume de Beaujeau en Acre, la Orden eligió como sucesor a Thibaud Gaudin, quien había puesto a salvo el tesoro durante el asedio de Acre.

Tras la muerte de Gaudin el 16 de abril de 1292, Jacques De Molay se convierte en el 23avo y último Gran Maestre visible de la Orden.

De Molay, a partir de su precaria base en Ruad, parece haber organizado entre 1293 y 1303 varias expediciones contra los musulmanes y hay quienes llegan a afirmar que alcanzó a estar a las puertas de Jerusalén en el año 1298. En 1300 organizó una incursión contra Alejandría buscando recuperar la ciudad de Tortosa, en la costa Siria, para la cristiandad. No obstante, su vida como líder militar no se vio coronada por el éxito. En marzo de 1314 sería quemado en la hoguera.

El inicio del final
La idea de fusionar las órdenes del Temple y el Hospital, no era nueva. El primer planteamiento se había hecho en el Concilio de Lyon en 1274.

Años más tarde, siguiendo con exactitud la agenda trazada conjuntamente con el Rey Felipe IV de Francia, apodado “El Hermoso”, el Papa “Clemente V” llamó a los maestres del Temple y del Hospital a una reunión en Poitiers el 1 de noviembre de 1306.

Había transcurrido casi un año desde su posesión y ya había revocado buena parte de las actuaciones de su antecesor Bonifacio VIII. Aún sin ser iniciadas las reuniones, fueron aplazadas por un ataque gástrico de esos que incapacitaban a Clemente V hasta por varios meses. Realmente tenía cáncer de píloro.

Jacques De Molay, Maestre del Temple, llegó a Europa desde Chipre a finales de 1306 o comienzos de 1307 y arribó a Poitiers hacia mayo. Foulques De Villaret, Maestre del Hospital, llegó a Poitiers solo en agosto de 1307, justificando el atraso por las operaciones de combate en Rodas. Esto no deja de ser un punto que se preste para análisis más profundos.

Mientras el Maestre del Hospital estaba por llegar, varios asuntos fueron adelantados por De Molay. Primero: respecto a la fusión de la órdenes, fue casi el único, si no el único, en oponerse, aún contra las opiniones de quienes, como Ramón Lull, prometían el infierno a los que no apoyaran la idea conjunta del Rey y del Papa.

Recordemos que Lull era defensor de la figura de un Rex Bellator que encabezara la orden resultante de la fusión del Temple y del Hospital. Y que, para él, ese Rex Bellator era nada menos que Felipe IV, quien luego debería ser sucedido en el cargo por vía hereditaria.

Segundo: en el tema de la nueva cruzada, proponía una campaña general y a gran escala que incluyera a los reyes de Inglaterra, Francia, Germania, Sicilia y España, para derrotar las fuerzas terrestres de Egipto.

Felipe IV no estaba nada satisfecho. El Rey de Francia sentenció que las ideas de De Molay obedecían a un concepto anticuado de cruzada. Su plan de expandir los límites del reino, le llevaban a considerar que podía, él solo encabezar la campaña, sin necesidad del apoyo de otros monarcas europeos. Quería el éxito para sí solo. Calificó entonces a De Molay de ser un “anciano obstinado, falto de imaginación e interesado”.

El otro asunto acometido por De Molay fue el de solicitar formalmente al Papa una investigación “sobre ciertas acusaciones” que se habían hecho contra algunos miembros del Temple.

Se refería a “… esas cosas, falsamente atribuidas a ellos, según sostienen algunos, y absolverlos si son hallados inocentes, como afirman, o condenarlos si son hallados culpables, lo cual no creen de ninguna manera”.

Eran las acusaciones “de grave impropiedad” formuladas por tres caballeros expulsados de la Orden: Esquieu de Floyran, Prior de Montfaucon; Ferdinand Pelet Prior de Mas d´Agenais y Gerard de Byzol, Caballero de Gisors.

En agosto, el Papa acepta los argumentos de De Molay y decide, “no sin gran pena, ansiedad y congoja”, abrir la investigación. Y así lo informa al Rey, pidiéndole no tomar acción alguna mientras se halle incapacitado.

Satisfecho y aparentemente tranquilo, De Molay regresa a París en septiembre. Un mes después, el jueves 12 de octubre, fue uno de los portadores del féretro en el funeral de la cuñada del Rey, Catherine de Courtenay, esposa de Carlos de Valois.

Al alba de ese viernes 13 de octubre de 1307, fue sacado de la cama, arrestado, recluido en prisión y sometido inmediatamente a toda clase de vejámenes.

En París hubo 138 arrestos. Más de 550 caballeros, venidos de todo el reino, fueron confinados en unos 30 lugares. Muy pocos, tal vez no más de 24, lograron escapar a esa primera redada. Piers Paul Read, habla de 15.000 caballeros, sargentos, capellanes, sirvientes y trabajadores apresados.

En la sala baja del Temple, desde la semana siguiente, se interroga a los 138 templarios capturados en París y se les aplica tal nivel de tortura, que provoca en los siguientes días la muerte de 25 de ellos.

Se extraen rápidas confesiones bajo el suplicio. Incluyendo la valiosísima confesión del Maestre. En palabras del abate Vertot: “sólo se escuchaban gritos de aquellos a quienes se atenazaba, se quebraba o a quienes se desmembraba en la tortura”.

Bernard de Nadro, a quien se torturó aplicándole fuego en al planta de los pies, muestra en un interrogatorio posterior los huesos de sus talones en la palma de las manos y así implora la piedad a los jueces.

El 22 de noviembre, Clemente V emite la Bula Pastoralis Prae-eminentiae, ordenando la detención “prudente, discreta y secretamente” de todos los templarios de Europa y la puesta de sus bienes bajo control de la Iglesia.

A raíz de la bula papal, Jacques De Molay revoca su confesión en presencia de los tres cardenales que envió Clemente V de Poitiers a París. Dice P. P. Read que “se abrió la camisa para mostrar las marcas de la tortura en su cuerpo, ante lo cual los cardenales lloraron amargamente, sin poder hablar”.

Siguieron otras retractaciones. Y, desde luego, las inmediatas cremaciones de quienes osaban retractarse. De Molay se salva temporalmente de la hoguera.

El fin
El 18 de marzo de 1314, luego de una larga y accidentada permanencia en los calabozos del Rey, una vez asignados los bienes del Temple al Hospital, el anciano y agotado De Molay rechaza la condena a prisión perpetua y es quemado vivo a fuego lento, junto con el Maestre de Normandía Geoffroy de Charney, en un islote del Sena situado entre los jardines del rey y la Iglesia de los hermanos ermitaños de San Agustín.

Cuentan las crónicas que ambos recibieron la muerte con el mayor valor y entereza que es dable imaginar “despertando admiración y sorpresa entre todos los que asistieron”.

Se retractaron antes de sus confesiones obtenidas bajo tormento y la leyenda presenta a Jacques De Molay antes de morir, maldiciendo al Papa Clemente V y al Rey Felipe IV de Francia, Le Bel, más o menos con estas palabras:

“Clemente, juez inicuo y cruel verdugo, te cito a comparecer ante el tribunal de Dios en cuarenta días y a ti, Philippe, antes de un año”.

Finalizado el sacrificio, el pueblo, rompiendo los cordones de la guardia, se abalanzó sobre la hoguera para rescatar algunos huesos calcinados, a fin de guardarlos como reliquias.

Maldición o no, Clemente V (Bertrand de Gott o Goutt), murió de diarrea, a raíz de su cáncer de píloro, en la noche del 19 al 20 de abril de 1314, dentro de los cuarenta días de la muerte de Jacques de Molay. Su cadáver, ante el asco que produjo a sus asistentes, permaneció abandonado y desnudo toda la noche. Luego, durante la velación, cayó una vela que incendió el catafalco, carbonizando medio cadáver.

En 1577 los calvinistas entraron en Uzeste, destrozaron su tumba, quemaron sus restos y lanzaron las cenizas al piso. Así mismo, Philippe IV “Le Bel”, rey de Francia, murió de fiebre y gangrena el 29 de setiembre de 1314, dentro del año de la muerte de Jacques de Molay, a raíz de las heridas ocasionadas luego de caerse del caballo durante una cacería, a causa de un jabalí. El olor que desprendían sus llagas era tal, según se dice, que resultaba repugnante y nauseabundo acercarse a su lecho de muerte.

Recuerda Carlos Raitzin que René Guénon, afirmó que la destrucción de la Orden del Temple marcó el comienzo de la ruptura de Occidente con la Tradición Primordial. Al haberse pisoteado a mansalva de los valores espirituales por excelencia que representaba la Orden, es decir los correspondientes a los niveles esotérico e iniciático, tenía que haber necesariamente una adversa reacción a nivel cósmico. Hoy esa tradición “perdida” se conserva en la Masonería.

© Christian Gadea Saguier
Publicado el 3/17/2007
1 comentario:


Bernardo Benitez Caplimartes, julio 17, 2012
interesante e informativo el texto sobre Jacques DeMolay, así como el blog; me gusto indagar un poco más la persona del maestro del cual obtiene su nombre la actual orden, tengo un texto en honor a la misma por si le interesa leerlo http://picobenitez.blogspot.com/2009/08/orden-demolay.html desde ya gracias por compartir sus conocimientos


mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 1:46 pm

LA «FEDE SANTA»
En el museo de Viena se encuentran dos medallas de las que una representa a
Dante y la otra al pintor Pierre de Pisa; ambas llevan al reverso las letras
F.S.K.I.P.F.T., que Aroux interpreta así: Frater Sacroe Kadosch, Imperialis Pincipatus, Frater Templarius. Para las tres primeras letras, esta interpretación es manifiestamente incorrecta y no da un sentido inteligible; pensamos que es menester leer Fidei Sanctoe Kadosch. La asociación de la Fede Santa, de la que Dante parece haber
sido uno de los jefes, era un «Tercer Orden» de filiación templaria, lo que justifica la
denominación de Frater Templarius; y su dignatarios llevaban el título de Kadosch,
palabra hebrea que significa «santo» o «consagrado», y que se ha conservado hasta
nuestros días en los altos grados de la Masonería. Se puede apreciar ya por eso que
no es sin razón el hecho de que Dante tome como guía, para el fin de su viaje celeste1
, a San Bernardo, que estableció la regla de la Orden del Temple; y parece haber
querido indicar así que era solo por la mediación de éste como se hacía posible, en
las condiciones propias de su época, el ascenso al grado supremo de la jerarquía espiritual.http://edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/G/Guenon,%20Rene%20-%20el%20esoterismo%20de%20dante.pdf

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 1:47 pm

. La metafísica pura no es ni pagana ni cristiana, es universal; los misterios antiguos no eran paganismo, sino que se superponían a éste2
; y de igual modo, en la edad
media, hubo organizaciones cuyo carácter era iniciático y no religioso, pero que to-

maban su base en el catolicismo. Si Dante ha pertenecido a algunas de estas organizaciones, lo que nos parece incontestable, eso no es una razón para declararle «heré-
tico»; aquellos que piensan así se hacen de la edad media una idea falsa o incompleta, no ven por así decir más que su exterior, porque, para todo el resto, no hay nada
en el mundo moderno que pueda servirles de término de comparación.
Si tal fue el carácter real de todas las organizaciones iniciáticas, no hubo más que
dos casos donde la acusación de «herejía» pudo ser llevada contra algunos de sus
miembros, y eso para ocultar otros agravios mucho mejor fundados o al menos más
verdaderos, pero que no podían ser formulados abiertamente. El primero de estos dos
casos es aquel donde algunos iniciados han podido librarse a divulgaciones inoportunas, corriendo el riesgo con ello de arrojar la turbación en los espíritus no preparados
para el conocimiento de las verdades superiores, y también de provocar desórdenes
desde el punto de vista social; los autores de semejantes divulgaciones cometían el
error de crear ellos mismos una confusión entre los dos órdenes esotérico y exotérico, confusión que, en suma, justificaba suficientemente el reproche de «herejía»; y
este caso se ha presentado en diversas ocasiones en el Islam1
, donde no obstante las
escuelas esotéricas no encuentran normalmente ninguna hostilidad por parte de las
autoridades religiosas y jurídicas que representan el exoterismo. En cuanto al segundo caso, es aquel donde la misma acusación fue tomada simplemente como pretexto
por un poder político para arruinar a adversarios que estimaba tanto más temibles
cuanto más difíciles eran de alcanzar por los medios ordinarios; la destrucción de la
Orden del Temple es su ejemplo más célebre, y este acontecimiento tiene precisamente una relación directa con el tema del presente estudio.
1
Hacemos alusión concretamente al ejemplo célebre de El-Hallâj, condenado a muerte en Baghdad en el año 309 de la Hégira (921 de la era cristiana), y cuya memoria es venerada por aquellos
mismos que estiman que fue condenado justamente por sus divulgaciones imprudentes.





1
Cf. Arturo Reghini, l´Allegoría esoterica di Dante en el Nuovo Patto, septiembre-noviembre de
1921, pp. 541-548.
2
Debemos decir incluso que preferimos otra palabra a la de «paganismo», impuesta por un largo
uso, pero que no fue, en el origen, más que un término de desprecio aplicado a la religión grecorromana cuando ésta, en el último grado de su decadencia, se encontró reducida al estado de simple «superstición» popular. EL ESOTERISMO DE DANTE
JUN-00 (Rev.) 4












mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 2:12 pm


Homenaje a Jacques de Molay... su historia


Jacques Bernard de Molay parece haber nacido en Borgoña entre los años 1240 y 1244, aunque hay versiones que señalan que fue en el año 1234 en la ciudad de Vitry. En 1265, en la ciudad de Beaune, Francia, se unió a la Orden del Temple, recibido por Imbert de Perand, visitador de Francia y del Portu, en la capilla del Temple de la residencia de Beaune.

A la muerte del Maestre Guillaume de Beaujeau en Acre, la Orden eligió como sucesor a Thibaud Gaudin, quien había puesto a salvo el tesoro durante el asedio de Acre.

Tras la muerte de Gaudin el 16 de abril de 1292, Jacques De Molay se convierte en el 22avo y último Gran Maestre visible de la Orden.

De Molay, a partir de su precaria base en Ruad, parece haber organizado entre 1293 y 1303 varias expediciones contra los musulmanes y hay quienes llegan a afirmar que alcanzó a estar a las puertas de Jerusalén en el año 1298. En 1300 organizó una incursión contra Alejandría buscando recuperar la ciudad de Tortosa, en la costa Siria, para la cristiandad. No obstante, su vida como líder militar no se vio coronada por el éxito. En marzo de 1314 sería quemado en la hoguera.

El inicio del final

La idea de fusionar las órdenes del Temple y el Hospital, no era nueva. El primer planteamiento se había hecho en el Concilio de Lyon en 1274.

Años más tarde, siguiendo con exactitud la agenda trazada conjuntamente con el Rey Felipe IV de Francia, apodado “El Hermoso”, el Papa “Clemente V” llamó a los maestres del Temple y del Hospital a una reunión en Poitiers el 1 de noviembre de 1306.

Había transcurrido casi un año desde su posesión y ya había revocado buena parte de las actuaciones de su antecesor Bonifacio VIII. Aún sin ser iniciadas las reuniones, fueron aplazadas por un ataque gástrico de esos que incapacitaban a Clemente V hasta por varios meses. Realmente tenía cáncer de píloro.

Jacques De Molay, Maestre del Temple, llegó a Europa desde Chipre a finales de 1306 o comienzos de 1307 y arribó a Poitiers hacia mayo. Foulques De Villaret, Maestre del Hospital, llegó a Poitiers solo en agosto de 1307, justificando el atraso por las operaciones de combate en Rodas. Esto no deja de ser un punto que se preste para análisis más profundos.

Mientras el Maestre del Hospital estaba por llegar, varios asuntos fueron adelantados por De Molay. Primero: respecto a la fusión de la órdenes, fue casi el único, si no el único, en oponerse, aún contra las opiniones de quienes, como Ramón Lull, prometían el infierno a los que no apoyaran la idea conjunta del Rey y del Papa.

Recordemos que Lull era defensor de la figura de un Rex Bellator que encabezara la orden resultante de la fusión del Temple y del Hospital. Y que, para él, ese Rex Bellator era nada menos que Felipe IV, quien luego debería ser sucedido en el cargo por vía hereditaria.

Segundo: en el tema de la nueva cruzada, proponía una campaña general y a gran escala que incluyera a los reyes de Inglaterra, Francia, Germania, Sicilia y España, para derrotar las fuerzas terrestres de Egipto.

Felipe IV no estaba nada satisfecho. El Rey de Francia sentenció que las ideas de De Molay obedecían a un concepto anticuado de cruzada. Su plan de expandir los límites del reino, le llevaban a considerar que podía, él solo encabezar la campaña, sin necesidad del apoyo de otros monarcas europeos. Quería el éxito para sí solo. Calificó entonces a De Molay de ser un “anciano obstinado, falto de imaginación e interesado”.

El otro asunto acometido por De Molay fue el de solicitar formalmente al Papa una investigación “sobre ciertas acusaciones” que se habían hecho contra algunos miembros del Temple.

Se refería a “… esas cosas, falsamente atribuidas a ellos, según sostienen algunos, y absolverlos si son hallados inocentes, como afirman, o condenarlos si son hallados culpables, lo cual no creen de ninguna manera”.

Eran las acusaciones “de grave impropiedad” formuladas por tres caballeros expulsados de la Orden: Esquieu de Floyran, Prior de Montfaucon; Ferdinand Pelet Prior de Mas d´Agenais y Gerard de Byzol, Caballero de Gisors.

En agosto, el Papa acepta los argumentos de De Molay y decide, “no sin gran pena, ansiedad y congoja”, abrir la investigación. Y así lo informa al Rey, pidiéndole no tomar acción alguna mientras se halle incapacitado.

Satisfecho y aparentemente tranquilo, De Molay regresa a París en septiembre. Un mes después, el jueves 12 de octubre, fue uno de los portadores del féretro en el funeral de la cuñada del Rey, Catherine de Courtenay, esposa de Carlos de Valois.

Al alba de ese viernes 13 de octubre de 1307, fue sacado de la cama, arrestado, recluido en prisión y sometido inmediatamente a toda clase de vejámenes.

En París hubo 138 arrestos. Más de 550 caballeros, venidos de todo el reino, fueron confinados en unos 30 lugares. Muy pocos, tal vez no más de 24, lograron escapar a esa primera redada. Piers Paul Read, habla de 15.000 caballeros, sargentos, capellanes, sirvientes y trabajadores apresados.

En la sala baja del Temple, desde la semana siguiente, se interroga a los 138 templarios capturados en París y se les aplica tal nivel de tortura, que provoca en los siguientes días la muerte de 25 de ellos.

Se extraen rápidas confesiones bajo el suplicio. Incluyendo la valiosísima confesión del Maestre. En palabras del abate Vertot: “sólo se escuchaban gritos de aquellos a quienes se atenazaba, se quebraba o a quienes se desmembraba en la tortura”.

Bernard de Nadro, a quien se torturó aplicándole fuego en al planta de los pies, muestra en un interrogatorio posterior los huesos de sus talones en la palma de las manos y así implora la piedad a los jueces.

El 22 de noviembre, Clemente V emite la Bula Pastoralis Prae-eminentiae, ordenando la detención “prudente, discreta y secretamente” de todos los templarios de Europa y la puesta de sus bienes bajo control de la Iglesia.

A raíz de la bula papal, Jacques De Molay revoca su confesión en presencia de los tres cardenales que envió Clemente V de Poitiers a París. Dice P. P. Read que “se abrió la camisa para mostrar las marcas de la tortura en su cuerpo, ante lo cual los cardenales lloraron amargamente, sin poder hablar”.

Siguieron otras retractaciones. Y, desde luego, las inmediatas cremaciones de quienes osaban retractarse. De Molay se salva temporalmente de la hoguera.

El fin

El 18 de marzo de 1314, luego de una larga y accidentada permanencia en los calabozos del Rey, una vez asignados los bienes del Temple al Hospital, el anciano y agotado De Molay rechaza la condena a prisión perpetua y es quemado vivo a fuego lento, junto con el Maestre de Normandía Geoffroy de Charney, en un islote del Sena situado entre los jardines del rey y la Iglesia de los hermanos ermitaños de San Agustín.

Cuentan las crónicas que ambos recibieron la muerte con el mayor valor y entereza que es dable imaginar “despertando admiración y sorpresa entre todos los que asistieron”.

Se retractaron antes de sus confesiones obtenidas bajo tormento y la leyenda presenta a Jacques De Molay antes de morir, maldiciendo al Papa Clemente V y al Rey Felipe IV de Francia, Le Bel, más o menos con estas palabras:

“Clemente, juez inicuo y cruel verdugo, te cito a comparecer ante el tribunal de Dios en cuarenta días y a ti, Philippe, antes de un año”.

Finalizado el sacrificio, el pueblo, rompiendo los cordones de la guardia, se abalanzó sobre la hoguera para rescatar algunos huesos calcinados, a fin de guardarlos como reliquias.

Maldición o no, Clemente V (Bertrand de Gott o Goutt), murió de diarrea, a raíz de su cáncer de píloro, en la noche del 19 al 20 de abril de 1314, dentro de los cuarenta días de la muerte de Jacques de Molay. Su cadáver, ante el asco que produjo a sus asistentes, permaneció abandonado y desnudo toda la noche. Luego, durante la velación, cayó una vela que incendió el catafalco, carbonizando medio cadáver.

En 1577 los calvinistas entraron en Uzeste, destrozaron su tumba, quemaron sus restos y lanzaron las cenizas al piso. Así mismo, Philippe IV “Le Bel”, rey de Francia, murió de fiebre y gangrena el 29 de setiembre de 1314, dentro del año de la muerte de Jacques de Molay, a raíz de las heridas ocasionadas luego de caerse del caballo durante una cacería, a causa de un jabalí. El olor que desprendían sus llagas era tal, según se dice, que resultaba repugnante y nauseabundo acercarse a su lecho de muerte.

Recuerda Carlos Raitzin que René Guénon, afirmó que la destrucción de la Orden del Temple marcó el comienzo de la ruptura de Occidente con la Tradición Primordial. Al haberse pisoteado a mansalva de los valores espirituales por excelencia que representaba la Orden, es decir los correspondientes a los niveles esotérico e iniciático, tenía que haber necesariamente una adversa reacción a nivel cósmico. Hoy esa tradición “perdida” se conserva en la Francmasonería.

Hechos posteriores a la muerte de Jacques de Molay

La justicia de Dios no se hizo esperar.

Clemente V (Bertrand de Gott o Goutt), natural de Villandrán, Gascuña. Murió de diarrea en la noche del 19 al 20 de abril de 1314, dentro de los cuarenta días de la muerte de Jacques de Molay. Lo dejaron al cadáver abandonado y desnudo toda la noche. Luego durante el velatorio cayó una vela que incendió el catafalco, carbonizando medio cadáver.

En 1577 los calvinistas entraron en Uzeste, destrozaron su tumba, quemaron sus restos y aventaron sus cenizas.

Felipe IV "el Hermoso", rey de Francia. Murió de fiebre y remordimientos el 29 de septiembre de 1314, dentro del año de la muerte de Jacques de Molay.

Su muerte sobrevino por fiebre y gangrena de heridas ocasionadas por caída de su caballo durante una cacería a causa de un jabalí.

Luis X Hutin (también llamado el querellante o pendenciero) Hijo mayor y sucesor de Felipe el Hermoso. Murió envenenado el 5 de junio de 1316.

Felipe V le Long, el largo. Segundo hijo de Felipe el Hermoso. Murió el 3 de enero de 1322 en medio de horribles sufrimientos, maldecido por el pueblo a causa de los crecidos impuestos.

Carlos IV , último hijo de Felipe el Hermoso. Muere en 1328 tras haber fracasado en todas sus empresas. Así se extinguió la descendencia directa del pérfido rey.

Carlos de Valois (hermano de Felipe el Hermoso). Iba por las calles llorando sus penas y arrepentimiento, rogaban a cuantos pasaban que oraran por la salvación de su alma.

Murió de arrepentimiento.

Guillaume de Nogaret, Ministro de Felipe el Hermoso. Hombre infame y de terrible ambición. Había sido excomulgado sucesivamente por dos Papas, Bonifacio VIII y Benedicto XI. Se las ingenió para hacer envenenar al primero de ellos, quién murió como consecuencia del hecho. Maldecido en público por uno de los últimos jefes del Temple, murió a los ocho días en forma súbita y misteriosa.

Eguerrand Portier de Marigny, conde de Longueville. Se ocupó junto con Nogaret y Plezian de inventar las más torpes calumnias contra los Caballeros Templarios. Muerto Felipe el Hermoso, Enguerrand fue procesado y encerrado en la fortaleza del Temple. Se le acusaba de sortilegio, malversación de fondos reales y otros delitos. Se le negó el derecho a la defensa. Condenado a muerte, fue ejecutado el 30 de abril de 1315 en la horca. Junto con él fueron ahorcados sus cómplices Pierre de la Brosse y Paviot, siervo. Su otro sicario, Jacques Delor, se estranguló en su celda el día anterior y la mujer de éste, conocida como "la renga" fue quemada a los pocos días como hechicera.

La esposa de Enguerrand y su servidora Mme. Chanteloup permanecieron prisioneras en el Temple, acabando allí sus días miserablemente.

Guillaume de Plezian (o de Plesis): cómplice de Nogaret y de Marigny, fue el ministro que gozó de mayor intimidad con Felipe del Hermoso. Murió miserablemente (al parecer cubierto de llagas) el mismo año de Jacques de Molay, es decir en 1314.

Jean de Plublaveh: fue Gran Preboste de París. Odiaba a los Templarios y con sus calumnias relativas a los Caballeros de la Orden evidenció su rencor, gravitando mucho en el infame proceso. En 1320 durante una revuelta del populacho, éste tomó el Chatelet que era la residencia del Preboste, lo golpearon, atropellaron y pisotearon. Por último la turba lo arrojó desde lo alto de la escalera, muriendo así con la cabeza aplastada. Cabe por cierto mencionar que, en ese mismo lugar, el había hecho torturar a muchos Caballeros Templarios, dando instrucciones personales respecto de los horrorosos suplicios a aplicarles.

Enrique Chaperel: sucesor del anterior como Gran Preboste, se había caracterizado por su furor maligno y odio enconado hacia los Caballeros del Temple, a quienes hizo torturas sin piedad. En 1321 fue acusado de delitos infames, entre otros de mantener relaciones sexuales con animales. Se lo procesó y ahorcó ese mismo año.

Raoul de Presles: prominente jurisconsulto de París, fue abogado general del Parlamento. Citado como testigo en el proceso contra la Orden, fue el primero en declarar infamias ante la Comisión Papal, buscando naturalmente complacer a Felipe el Hermoso en cuyo complot estaba. Poco después el Rey Luis X (a) "Hutin" lo acusó de robos y confiscó todos sus bienes, haciéndolo torturar. El resistió la tortura y murió pobre y humillado en 1315.

Pierre de la Chapelle Taillefer, Obispo de Carcasona y Tolosa, luego Cardenal con el título de Preneste: Aprovechó el proceso de los Templarios para hacerse nombrar Carcelero Mayor. No solo no mejoró en nada la triste situación y estado en que se hallaban en las mazmorras los Hermanos del Temple, sino que, por sus servicios, se hizo abonar grandes sumas provenientes de los bienes de la Orden. Murió súbitamente en 1312 tras finalizar el Concilio de Vienne, maldecido unánimemente por todos los Caballeros Templarios que sabían de él.

Philippe de Marigny, Arzobispo de Sens: participó en el Concilio Provincial de Sens, donde no dejó de lado ninguna calumnia y felonía para hundir a la Orden del Temple. Muerto Felipe el Hermoso, él fue encarcelado junto con sus dos hermanos, el ministro Enguerrand y Juan, Obispo de Beauvais. Es absuelto sin demasiada convicción por el jurado y, al retornar a Sens, tiene que escapar del odio del pueblo. Huye a París donde muere en 1317, pobre y lleno de vergüenza y remordimiento. Es enterrado al lado de su hermano ajusticiado del que ya hemos hablado.

Rodulfo Grospain, Obispo de Orleans y Arzobispo luego (temporal) de Sens, antes de Marigny. Dirigió las torturas infligidas a los Caballeros del Temple. Cómplice de la matanza que costó la vida a 54 Caballeros el 12 de mayo de 1310. Asistió al Concilio de Vienne y murió súbitamente en 1313.

Hugo Giraldi (o Geraud), Obispo de Cahors: éste canalla despiadado fue el más cruel de los hombres, dirigiendo las torturas más infames con el rigor más despiadado. Acabó sus días de modo tan trágico como vil. Acusado de simonía (venta de cargos eclesiásticos), exacciones y violencias tiránicas con su grey, se le degradó de su dignidad episcopal, siendo condenado a ser desollado vivo, arrastrado por las calles de Avignon y finalmente arrojado al fuego. Esto tuvo lugar en 1317.

Gaillard de Pressac, Obispo de Tolosa y sobrino del Papa Clemente V: dirigió las torturas que sufrieron muchos Caballeros de la Orden. Por sus amores, escándalos y vida dispendiosa, el Papa Juan XXII le obligó a renunciar al obispado, muriendo oscuramente en 1316.

Boson de Salignac: sucede a Bertrand de Gott (Clemente V) en el Obispado de Cominges. Torturó a muchos Caballeros y asistió al Concilio de Vienne en 1314, muriendo repentinamente ese mismo año.

Aymerico de Lusignan, homosexual. Se había apoderado del gobierno de Chipre y odiaba a la Orden del Temple. La razón es que ésta no le había apoyado cuando destronó a su hermano Enrique. Cuando recibe el breve de Clemente V, encarcela a los Caballeros y se apodera ipso-facto de los bienes de la Orden. De poco le valió esto pues en 1318 su favorito Simonett de Montt lo mata en su gabinete, de diez puñaladas.

Burchard, Arzobispo de Magdeburgo: mandó encarcelar en 1307 a los Caballeros Templarios de su Diócesis tras recibir la orden del Papa. El pueblo se amotinó y lo encarceló a él, cubriéndole de insultos. Los Caballeros Templarios fueron liberados y el miserable Arzobispo continuó en la cárcel, muriendo al año siguiente (1308) en ella.

Alberto de Austria: este felón, perseguidor acérrimo de la Orden del Temple, murió asesinado por su sobrino Juan de Suabia al atravesar el río Reuss. Se hallaba en marcha hacia Suiza para dominar la revuelta de Guillermo Tell, el héroe helvético. Su oportuna muerte tuvo lugar en 1308.

Esquieu de Floyran (o Squin de Florian según otros textos), originario de Béziers y prior de Montfalcon. Intentó, tras haber sido al parecer expulsado de la Orden, convencer al rey Jaime II de Aragón de que los rumores de herejía, idolatría y sodomía que circulaban contra la Orden eran verdaderos. Cómo éste rey no dio crédito a tales calumnias, Floyran se dirigió a la corte francesa. Enterado de las falsas acusaciones que circulaban, el Gran Maestre Jacques de Molay solicitó al Papa una investigación. Este accede y el 24 de agosto de 1307 comunica a Felipe el Hermoso su decisión en tal sentido. Pero Felipe no desea la verdad sino únicamente los grandes bienes de la Orden (solamente en tierras y en Francia había casi dos millones de hectáreas propiedad del Temple). Para no cederle la iniciativa al Papa, dispone el arresto de todos los Caballeros, hecho que tiene lugar el 13 de octubre de 1307. En total (cifras de la Comisión Papal) fueron arrestados 546 Caballeros y apenas lograron escapar un par de docenas de ellos.

Según la tradición oral el traidor Esquieu de Floyran (o Squin de Florian) fué ultimado por miembros de las guildas de constructores. Esto sucedió casi al unísono con la muerte de Jacques de Molay.

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 2:19 pm

TEMPLARIOS Y MASONES

Dr. Carlos Raitzin
A menudo se ha planteado la cuestión de si existe algún ritual esotérico original y oficial de la antigua Orden del Temple. Es obvio que tal ritual no puede existir dado que el Temple no era una orden esotérica ni funcionaba oficialmente como tal. Existe sí una Regla monástica bien conocida que sufrió alguna alteración aquí y allí en el tiempo y no podría darse otra cosa. Los templarios eran originalmente monjes caballeros y así funcionaban. Ahora bien, en el seno del Temple surgió a mediados del siglo XIII una corriente esotérica limitada a un círculo restringido de dignatarios de la Orden. Los rituales (si cabe tal nombre) que puede haber tenido este círculo no nos han llegado directamente pero hay fragmentos muy significativos que se han deslizado dentro de los Estatutos Secretos

Personalmente recibí todos los Grados de la Orden del Temple de una filiación alemana, la Ordo Militiae Crucis Templi que deriva del Barón von Hund y de la Estricta Observancia Templaria. Conjuntamente recibí la Carta Patente para la República Argentina con plenos poderes.

Durante mucho tiempo se sostuvo erróneamente que von Hund fue iniciado en Paris, en 1743 por uno de los Estuardo. Se probó que esto no podía ser así pues ninguno de los Estuardo se hallaba en Paris para esa fecha. Pero luego se estableció que su iniciador fue otro templario escocés, Alexander Montgomery, conde de Eglinton, quien era el famoso Eques a Penna Rubra (Caballero de la Pluma Roja) (Fuente: Baigent y Leigh "The Temple and the Lodge", Cap. 14, de acuerdo a los archivos del grupo Stella Templum). Esto contribuye grandemente a aclarar un punto oscuro respecto del cual muchos grandes especialistas (incluso René Guénon) se equivocaron.
Karl Gotthelf, barón von Hund fue iniciado en 1742 en Francfort y recibió los altos grados en 1743 en el Capítulo de Clermont en Paris. Después afirmó haber sido recibido en un Capítulo Templario en Inglaterra en presencia de Lord Kilmarcock por un caballero anónimo cubierto con un tocado con una pluma roja. Esto ahora ha quedado definitivamente establecido y aclarado, de acuerdo a lo que indicamos antes.


Pero en Masonería (pese a las muchas pretensiones en tal sentido) hay hoy poco que sea templario salvo alusiones en el Gr.•. 30º y algo muy característico en el Gr.•. 33º de mi Rito y que no se si figura tambien en el REAA. Desde luego no se pueden dar detalles. En realidad los únicos Ritos Mas.•. que tienen una conexión real y directa con el Temple en cuanto filiación son el Rito Escocés Rectificado (originado en la Estricta Observancia templaria que deriva de von Hund) y el Rito Sueco (fundado por los templarios en el exilio y cuyo Gran Maestre es el rey de Suecia).

En cuanto al Temple digamos que la Ceremonia de conferir Grados en mi filiación templaria es estrictamente tradicional. Es un ritual muy simple que viene documentadamente de antaño y al que en otras corrientes de templarismo le han adosado un sinfín de fantasías y condimentos de tipo religioso que están fuera de lugar, pues lo iniciático se halla muy por encima de cualquier forma de religiosidad exotérica. Y la Caballería es por cierto iniciática (ver al respecto los trabajos que figuran en mi sitio web). La masonería también es iniciática (cuando se trata de una filiación válida) pero de un nivel menor, corresponde como es sabido a las denominadas iniciaciones artesanales.


Deseo referirme ahora al tema de las relaciones entre la Orden del Temple y la masonería operativa medieval. No se puede hallar seriamente una vinculación entre el Temple y la masonería especulativa nacida en el siglo XVIII con la Gran Logia Unida de Inglaterra. Esta última fué una desviación de la recta vía (como señala muy adecuadamente el Barón von Sebottendorf en su célebre obra) y provocó un cambio casi inmediato de las relaciones entre la Iglesia y la Masonería. Hasta ese momento la Iglesia había protegido a los masones que construían sus catedrales. Pero luego de ese cambio siguieron las excomuniones conocidas y que no es del caso enumerar ni discutir aquí.

Retomando nuestro asunto es sabido que existen diversas obras tendientes a probar la estrecha relación entre Temple y masones. Algunas de ellas son bonitas y bien escritas como la de John J. Robinson "Nacidos en sangre" pero la solidez de pruebas y el aparato crítico brillan por su ausencia. No es un tema fácil y hay que recurrir en parte a tradiciones orales y, felizmente, a las pruebas sólidas que también las hay y muchas. En cuanto a tradiciones orales se sabe de la muerte del traidor y delator Squieu de Floyran, apuñalado por miembros de las guildas de constructores inmediatamente después del arresto del Gran Maestre Jacques de Molay y de los Caballeros para ser sometidos a la infame parodia de juicio que todos conocemos.

Pero esto no alcanza y algunos autores se dedicaron a buscar evidencias más sólidas. Particularmente destacable en tal sentido es el francés H.•. Paul Naudon, ya en el Or.•. Et.•. . Su obra "Les origines religieuses et corporatives de la Franc-Maçonnerie" 4ta. edición, Dervy, Paris, 1979 contiene mucho material de gran valor al respecto y, por supuesto, este autor aniquila las pretensiones de quienes audazmente sostienen que las relaciones entre ambas Ordenes fueron inexistentes. Toda la primera parte de este libro que cito, en particular los capítulos VI y VII, están dedicados a probar, documentos en la mano, la estrecha relación entre Temple y Masones Operativos. Y además abundan los detalles de interés en cuanto a la continuidad del Temple a lo largo de los siglos. Esto resulta particularmente importante para todos los que somos portadores de una filiación templaria. Pero hay mil cosas más a destacar como el derecho de franquicia y la relación del Temple con los franc mestiers que permitía a los oficios (en particular el de la construcción) desempeñarse dentro de los dominios templarios (por ejemplo las comanderías) libres de los impuestos fijados por el rey, el señor del lugar o las municipalidades. Estas exenciones justificaban (además de el hecho de ser ellos hombres libres y no siervos) el calificativo de franc. Pero una cosa eran estos y otra los simplemente libres por no ser siervos (como el mismo Naudon señala y analiza).

De particular interés para los templarios actuales es lo siguiente que no resisto la tentación de citar debido a mi prolongado interés en el simbolismo iniciático de la catedral de Metz (puede verse mi trabajo al respecto en este sitio web.

Traduzco fielmente a Naudon, l.c. p.113-14 " Citemos finalmente al caso de Metz, donde los Templarios instalaron una comandería a partir de 1133. Ella creció rapidamente y ya se hallaba profundamente arraigada cuando San Bernardo mismo vino a la diócesis a predicar la Segunda Cruzada en 1147. Es interesante señalar que hacia fines del siglo XIII una fraternidad de masones se reunía en en el oratorio de la comandería de los Templarios de Metz. En 1285, se encuentra el nombre de "Jennas Clowanges, li maires de la frairie des massons dou Temple" (Jennas Clowanges, el alcalde de la fraternidad de masones del Temple). Una lápida funeraria, descubierta en 1861 frente a la capilla, recuerda la memoria de cierto "Freires Chapelens Ki fut Maistres des Mazons dou Temple de Lorene"(Freire Capellán -o sea C+ T+- que fué Maestre de los masones del Temple de Lorena) durante veintitres años y que murió "la vigille de la Chandelour lan M.CC.IIII.XX.VII (1287)" (la vigilia de la Candelaria el año 1287). Naudon acompaña in extenso las fuentes y bibliografía que no estimo necesario reproducir aquí.

Sería imperdonable ligereza de mi parte pretender resumir semejante obra de erudición como la que nos ocupa en un breve artículo. Solo cabe recomendar calurosamente su lectura para lograr una apreciación fidedigna de los hechos.
Ha aparecido en los últimos tiempos otra pretendida filiación. Se trata de la OSTI (Orden Soberana del Temple Iniciático) con sede principal en Paris. La filiación reposa sobre la "Carta de Larmenius". Respecto de esta "Carta" que ha sido muy discutida (dado que es un documentado evidentemente fraguado) es muy recomendable ver la "Historia Pintoresca de la Francmasonería" de F.T.B. Clavell (hay una versión mejicana con el título de "La Historia Secreta de la Francmasonería", Editora y Distribuidora Mexicana, 1975) y también el libro de Valentin Erigene "Napoleon et les Societés Secretes" , Chanteloup, Paris, 1986. Las mismas consideraciones se aplican estrictamente a todos los grupos neotemplarios que basan su "legitimidad" en la Carta de Larmenius.
Esta Carta constituye uno de los fraudes más escandalosos que registra la historia del neotemplarismo. Se trata de justificar pretendidas filiaciones actuales de la Orden del Temple, todas ellas de origen muy reciente, sin la menor legitimidad y sin la menor raiz en el pasado. Tan pronto una orden neotemplaria invoca tal Carta pone de manifiesto que nada la vincula en realidad a la primitiva Orden del Temple. Hagamos un poco de historia siguiendo a Clavel. En 1715 Felipe de Orleans revivió una sociedad fundada en 1682 por varios grandes señores de la corte de Luis XV. Este era un grupo machista en sus finalidades, secreto en sus procederes y cuyo objetivo final era...el total dominio del hombre sobre la mujer. Es innecesario decir que tenía tan poco que ver con el Temple como con los viajes espaciales. Se lee en la "Historia Amorosa de los Galos" de Bussy-Rabuttin que pertenecían a ella Manicamp, el Caballero de Tilladet, el duque de Grammont, el marqués de Birán y el conde de Tallard. Cada uno de los asociados llevaba un distintivo que representaba a un hombre pisoteando a una mujer, algo parecido a las estampitas donde vemos al Arcangel San Gabriel pisoteando al demonio...

Rapidamente ingresó al grupo un gran número de jóvenes libertinos. Había pruebas y "novatadas" para los ingresantes a las que debió someterse incluso el duque de Vermandois. Incluso el Delfín terminó por ingresar pero por respeto a su rango fué eximido de las pruebas. Con Felipe de Orleans se redactaron nuevos estatutos y se coloca como Gran Maestre al Caballero Francisco Tomás Teobaldo de Alejandría. Este, en connivencia con Felipe de Orleans, adoptó para el grupo el nombre de Orden del Temple y se le concedió la facultad de designar sucesor. Entonces apareció un jesuita, el P. Bonnani, gran anticuario y erudito y además excelente dibujante. Este fraguó la Carta de Larmenius, añadió en ella la aceptación y firmas de personajes notables pertenecientes a diferentes épocas y asignándoles ficticias altas funciones en el Temple a partir de Jean Marc L'Armenius (el armenio) o Larmenius, sucesor designado por Jacques de Molay antes de morir en la hoguera. Por supuesto todo era estricta fantasía y fraude, creando un falso linaje sucesorio desde Jacques de Molay hasta esa fecha.
Pero no terminó aquí la historia tan pintoresca de este engendro pretendidamente templario. Llegaron a enviar delegados a negociar con la Orden del Cristo de Portugal (legítima sucesora del Temple pero donde la continuidad de filiación ya se había perdido en ese mismo siglo XVIII). El rey Juan V de Portugal (quien era además el Gran Maestre de la Orden) averiguó por medio de su embajador en París, Luis de Cunha, los antecedentes de estos sujetos y del grupo francés. El rey indignado mandó a encarcelarlos. Uno de ellos pudo escapar, encontrando asilo en Gibraltar. El otro, no tan afortunado, fué deportado despues de dos años de cárcel a Angola donde murió.
La sociedad, sin embargo, siguió existiendo en Francia y, para sobrevivir, en los años previos a la Revolución Francesa, adoptó el nombre bien vulgar de "Sociedad del lomo de vaca". Sus miembros fueron dispersados hacia 1792. En esa época el "Gran Maestre" era el duque de Cossé-Brissac, quien fué asesinado en Versailles durante esos años agitados.


Pero la historia no terminó ahí. El H.•. Ledru, hijo del médico del duque de Cossé-Brissac, compró en un remate un mueble que había pertenecido al duque. Y ahí encontró ocultos la "Carta de Larmenius", los Estatutos de 1705 y el libro de actas. Alrededor de 1804 enseña esos documentos a los HH.•. MM.•. de Saintot y a Raymond Bernard Fabre-Pralaprat. Este último era ex-seminarista y médico. Y ahi surgió de nuevo la idea de revivir a la Orden del Temple. Se le propuso al H.•. Ledru ser el Gran Maestre pero no aceptó. Por fín se designó al H.•. Radix de Chevillon quien no quiso aceptar sino el cargo de Regente y, con ese rango, inscribió su nombre en la carta de Larmenius abajo de la firma del duque de Cossé-Brissac (a quien jamás vió en su vida). Y a partir de ahi nacen diversas filiaciones neotemplarias que citan orgullosamente a la Carta de Larmenius como "prueba" de su autenticidad. La OSTI es una de ellas y, además, oculta el nombre completo de Fabre-Pralaprat: lo designa solo como Raymond Bernard para que se asemeje al homónimo que fuera despues dignatario de AMORC (de la que fuera expulsado) y de OSTI: prueba evidente de engaño. Como si todo lo anterior fuera poco consiguieron el auspicio de Napoleón Bonaparte a quien engañaron. Para ello se valieron de la Carta y, además, de un relicario de cobre conteniendo cuatro trozos de huesos de los templarios muertos en la hoguera, una espada de hierro que afirmaban había pertenecido a Jacques de Molay, un casco de hierro con adornos de oro que decían ser de Guy hermano del Delfín de Auvernia, una cruz de marfil y tres mitras de tela y otros trastos. Todo esto, después se supo que era absolutamente falso, según documentos depositados, entre otros lugares, en la biblioteca de Morrison de Greenfield. Los huesos calcinados de los Caballeros fueron preparados por Leblond y Fabre en la casa del primero, calle de Marmouzets. El H.•. Leblond compró el pequeño relicario de cobre, la espada que se pretendió luego que era de Jacques de Molay y los otros trastos fueon comprados por por el H.•. Leblond a un mercader de hierro viejo del mercado de San Juan y a un casullero que vivía por ahí cerca. El H.•. Arnal fue quien consiguió el casco con embutidos de oro, el que había pertenecido en otros tiempos a un depósito de armaduras de propiedad del gobierno. Y todavía se podrían añadir algunos otros pintorescos detalles...
Para esto remito a la obra citada de François Timoleón Bègue Clavel, de donde obtuve estos datos tan valiosos y amenos. Concluyo pues este escrito que previene de una falsa filiación templaria: la OSTI. Pero no son los únicos...

En cuanto a otras filiaciones templarias legítimas no masónicas diré lo siguiente. La filiación muy legítima y real de la Orden del Cristo de Portugal desgraciadamente se interrumpió en el siglo XVIII, según me informó el P. Das Neves entonces Vicerrector de la Universidad Católica de Lisboa. Actualmente la Orden sigue existiendo pero a los Caballeros se los nombra por decreto del presidente de esa república (lo cual es honorífico pero nada tiene de iniciático). Queda por mencionar los grupos templarios escoceses, los que tienen filiación real. Hay dos principales, encontrará información sobre esto en el libro de Andrew Sinclair "La Espada y el Grial", EDAF, Nuevos Temas, Madrid, 1994 y que vale la pena leer.

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 2:25 pm

Vigésimo tercer Gran Maestre.- Jacques de Molay (1292-1314)
Jacques de Molay (1292-1314)

Jacques Bernard de Molay (hacia 1240 a 1244, † 18 de marzo de 1314). Noble franco y último Gran Maestre de la Orden del Temple.

Estudiosos nobiliarios incluyen a Molay en la genealogía de Lonvy, al ser Molay una población del Señorío de Rahon, propiedad del padre de Jacques de Molay.

Jacques Bernard de Molay nació en Borgoña entre 1240 y 1244 (aunque hay ciertas versiones que especifican que fue en el año 1243 y otros en el 1244, en la ciudad de Vitrey, departamento de Haute Sâone), hijo de Juan, Señor de Lonvy, heredero de Mathe y Señor de Rahon, gran población cerca de Dôle, de la cual dependían muchas otras, pero principalmente Molay, y esta a su vez, era una parroquia de la Diócesis de Besançon, en el Deanato de Nenblans.

En 1265, en la ciudad de Beaune (Francia) se unió a la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, conocidos comúnmente como Caballeros Templarios u Orden del Temple, recibiéndole el Fraile Imbert de Perand, visitador de Francia y del Portu, en la capilla del Temple de la residencia de Beaune.

En 1293, figura con el título de Gran Maestre tras la muerte de Thibaud Gaudin el 16 de abril de 1292. Así se convirtió en el 23° y último Gran Maestre.

Organizó entre 1293 y 1305 múltiples expediciones contra los musulmanes y logró entrar en Jerusalén en 1298, derrotando al Sultán de Egipto, Malej Nacer, en 1299 cerca de la ciudad de Emesa. En 1300 organizó una incursión contra Alejandría y estuvo a punto de recuperar la ciudad de Tartus, en la costa siria, para la cristiandad.

En 1307, el Papa Clemente V, Beltrán de Goth y el rey de Francia Felipe IV “El Hermoso” ordenaron la detención de Jacques de Molay bajo la acusación de sacrilegio contra la Santa Cruz, herejía e idolatría. Molay declaró y reconoció, bajo tortura, los cargos que le habían sido impuestos; aunque con posterioridad se retractó, y por ello en 1314 fue quemado vivo frente a la Catedral de Nôtre Dame, donde nuevamente volvió a retractarse, en forma pública, de cuantas acusaciones se había visto obligado a admitir, proclamando la inocencia de la Orden y, según la leyenda, maldiciendo a los culpables de la conspiración:

« “Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón. Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir.” “Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios!… A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año…”»

En el plazo de un año, dicha maldición supúsose que comenzaba a cumplirse, con la muerte de Felipe IV (según Maurice Druon, a causa de un accidente cerebrovascular durante una expedición de caza); de Clemente V; y finalmente de Guillermo de Nogaret.

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 2:29 pm

Templarios; Modificaciones en los estatutos de la Orden

Habia un determinado círculo dentro de la propia orden, al que no podían acceder la gran mayoría de los caballeros. Ni siquiera el Gran Maestre de la orden podía ser elegido entre los elegidos: “Está rigurosamente prohibido de elegir como Gran Maestre a un Consolado. Los otros puestos y cargos principales de la Orden están reservados a los Elegidos y a los Consolados”. De lo que se desprende que el propio Jaques Molay no estaría al corriente de este círculo interno del temple.

Si analizamos el contenido del texto extraído de esta otra historia, parece evidente que este círculo incluía la aceptación de cátaros en sus filas y profesaban el rito del “Consolamentum”, como los perfectos cátaros.Pero la confirmación de la existencia de esta historia aparece en las declaraciones recogidas por la Inquisición durante los procesos a caballeros templarios.

En Inglaterra durante el proceso a la Orden, los Caballeros William of Poklington, Stephen of Stapplebrugge y John Stoke declararon paladinamente: “En el Temple hay dos clase de recepción. La primera supone el ingreso a la Orden y transcurre sin nada especial en las ceremonias. La segunda tiene lugar años más tarde, a veces muchos. Está reservada a unos pocos y es muy secreta”.

Por otro lado, uno de los dignatarios de la Orden, Geoffrey de Gonneville, Gran Preceptor de Aquitania y Poitou, declaró en el proceso: “Muchos suponen sin saber que las ceremonias secretas son algo malo y contrario a Dios, introducido por el Maestre Ronscelin du Fos. Él entre otros hizo modificaciones en los Estatutos de la Orden”, aclarando acto seguido que todo cuanto se hacía era bueno, noble y reservado a las almas más puras.

RONCELIN VERSUS RUNCIMAN

EL SECRETO ULTERIOR DEL TEMPLE

Fernando Arroyo

MAESTRE RONCELIN DU FOS

Dr. Carlos Raitzin

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 2:33 pm

Ya un amigo o camarada de tu tierra, IRIDIO, había traído el tema:http://relatosdeternidad.forocreacion.com/t676-baphomet-o-culto-de-los-templarios?highlight=templarios

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 3:00 pm


Ya te has expresado, a propósito de lo iniciado por IRIDIO, con cierto entusiasmo sobre el tema de BAPHOMET, legítimo sinónimo de JACQUES DE MOLAY, ya que a él le toco cargar con todas las consecuencias de dicho MITO y RITO ( torturas y morir quemado vivo)...

Me parece oportuno añadir ésto que hallé por allí:



Un aporte acerca de Baphomet, uno de los elementos centrales en la acusación contra Jacques de Molay, último Maestro de los Templarios.


¿Cuál fue posiblemente el origen de esa palabra? Para algunos no es más que una corrupción de la voz
árabe Abufihamat, que significaría, «Padre de la comprensión » o «Padre de la Sabiduria», término que se le
atribuía al sabio Sufi. (Quizá asimilado durante los contactos con las fuentes sufóies por los Templarios).
Para otros, seria la unión de dos palabras griegas:


Baph= bautismo
Metis= Sabiduría

Existe otra interpretación relacionada a la Kabalah, helenizada. En efecto es sabido que existen varios códigos en la Kabala uno de ellos llamado Etbash, que consiste en la sustitución de la primer letra del alfabeto hebreo por la última, la segunda por la penúltima y así sucesivamente. Existen muchos ejemplos en el Tanaj o Biblia hebrea, como por ejemplo se menciona a los Leb Kamai (Los de corazón soberbio) que de acuerdo al código etbash, se refiere a los Kashdim o Caldeos. Según el etbash de Baphomet, surge la palabra Sophia (en griego sabiduría).

Para Eliphas Levi seria una expresión que leída en reverso: Tem op ab, cuyo significado seria : «Templi omnium hominum pacis abbas»,cuyo significado seria «El padre del Templo de la Paz de todos los hombres», en referencia al Templo de Salomón en Jerusalén.

Desde el punto de vista iniciatico, es claro su simbolismo fálico, vinculado a la estrella caída (El hombre degenerado en los vicios, esclavo de los cinco sentidos) –aquella estrella del Apocalipsis, caída en las aguas, las que se convierten en ajenjo- a la que el iniciado debe dirigir hacia arriba, por la fuerza de la regeneración, robándole el fuego a los dioses fecundando sus propias aguas espermáticas (Conciliación del principio masculino y femenino, obsérvese en su figura, abajo, el carácter andrógino de Baphomet).

Habrá de observarse que si superponemos la imagen humana a nuestro pentagrama, su centro Geométrico
coincide con los órganos de la Generación. Ya hemos comentado que el macho cabrío es símbolo de la fuerza generadora, y en su raíz hebrea (ain-zain), la vincula con aquella fuerza de la columna B:. (En el la
Fuerza). Ez en hebreo, de la misma raíz, significa cabra, de allí Azazel..


Muchas y muy absurdas fueron las acusaciones lanzadas contra la Orden del Temple. Algunas de ellas resultarían hasta risibles si no hubieran desencadenado tantos sufrimientos.
Entre estas cabe mencionar la grotesca invención de que en los Capítulos, a las doce de la noche en punto,
aparecía un gato negro, el que era adorado por todos los Caballeros presentes. Por supuesto tales asertos no requieren siquiera ser desmentidos hoy pero hubo otros cargos, más sutiles y ponzoñosos, que requieren una aclaración.

Entre estos ninguno tan rodeado de confusión y misterio como el tema del Baphomet.
Según las confesiones obtenidas bajo tortura este era un siniestro ídolo de dos cabezas que era adorado por
los Templarios. Han corrido ríos de tinta para aclarar este asunto pero, lamentablemente, esos ríos solo arrastraban hipótesis fantasiosas cuando no ridículas, a las que tal vez valga la pena revisar rápidamente.

El Dr. Hans Prutz, Profesor en la Universidad de Koenigsberg a fines del siglo pasado, ha dedicado a este asunto un trabajo medular y sesudo («Geheimlehre und Geheimstatuten des Tempelherrenordens») pero, infortunadamente él no disponía de toda la información necesaria (precisamente por no pertenecer a la Orden). Allí por ejemplo se menciona la hipótesis de Ernesto Renan según la cual Baphomet era término corriente durante el Medioevo, para designar ídolos de cualquier clase. No se aporta la menor prueba
o ejemplo en apoyo de esta afirmación gratuita. Otros varios autores han pretendido que el nombre del
supuesto ídolo, es una deformación de Mahomet y que los Templarios lo adoraban, dado que se habían convertido secretamente al Islam. Esto revela mucha ignorancia y/o mala fe, por parte de los autores de tales teorías, pues los musulmanes jamás han adorado ídolos: el Corán lo prohíbe explícitamente.

Con mayor ingenio y lógica, otros han supuesto sin pruebas que la palabra deriva del griego: Baphé métidos, o sea «Bautismo de Sabiduría». Por último Eliphas Levi (seudónimo del Abate Constant) y Gregory Ottnovitch de Mehbes, se han acercado un poco más a la verdad al afirmar que las sílabas de Baphomet leídas al revés, constituyen las iniciales de «Templi omnium hominum pacis abbas» o sea «el Padre del Templo de la paz para todos los hombres».

Aquí probablemente ha habido una información mayor respecto del Ritual Iniciático que enseguida comentaremos en detalle. Sin embargo, como veremos, tampoco esto corresponde exacta e íntegramente a la verdad. Antes de entrar de lleno en tal ritual debemos sin embargo efectuar algunas precisiones que no resulten tal vez ni agradables ni fáciles de captar. Para personas fanáticas e ignorantes (como eran sin duda los acusadores de la Orden) un ritual Iniciático y las consabidas pruebas eran simplemente algo imposible de comprender.

Si veían una cabeza doble a ser usada en las ceremonias, su única opinión posible era que tal cabeza era un ídolo y que a ese ídolo se lo debía adorar en secreto. De aquí a fabricar la calumnia conocida solo hay un paso breve y ese paso lo dieron sin vacilar, pues ya habían dado otros mucho más malignos y absurdos. Pero hay algo más difícil de comprender por una persona común (o sea un profano que no ha recibido una auténtica Iniciación). Parauna persona así, especialmente si ella tiene mentalidad religiosa, el concepto de sacralidad es algo completamente distinto del que tiene un Iniciado. La devoción le hace ver a ese profano religioso como objetos sagrados aquellos que tienen relación directa con su culto. Para él,
lo numinoso se asocia con mayor fuerza a tales objetos, que al resto del mundo material y de ahí que los considere, especialmente si estos objetos han recibido alguna consagración o bendición, como verdaderas hierofanías.


Así es que se sitúa el homus religiosus, sin saberlo ni quererlo, a muy escasa distancia de la idolatría. Para el Iniciado auténtico esto no tiene vigencia: para él la materia toda se sacraliza por la omnipresencia de la Divinidad. En el milagro de la unidad, resultante de su estado de conciencia y donde ver es ser, no caben distingos ni preferencias. Es la vivencia del Todo en el Todo, donde la Teofanía es permanente y continua porque Dios esta ahí. Desde el punto de vista no puede haber ídolos ni objetos
sagrados pues absolutamente todo se sacraliza en la Unitotalidad sin distingo alguno posible. Para dar un ejemplo: para un Iniciado un crucifijo o un ícono son simples trozos de madera pintados.


No hay en ellos ya algo que los haga más o menos santos que el resto del Universo. Por supuesto, esto es difícil y duro de aceptar para quién no haya tenido vivencias iniciáticas. Sin embargo, lo razonable será que no se lo niegue en base a una fe ciega, sino que se lo viva para sustituir la creencia por el saber. Quién sabe y conoce, ya no necesita creer. La creencia es el báculo de la ignorancia y ambas por siempre han sido, son y serán inseparables. Pasemos pues a analizar el Antiguo Ritual de Iniciación de un Caballero Templario Elegido, en la parte correspondiente al Baphomet.

Esta parte del Ritual se ha suprimido en la actualidad pues ya la Orden no se ocupa de cuestiones profanas tales como la política y el comercio. En consecuencia no hay inconveniente en hacerlo público y es muy posible que su contenido haga reflexionar a muchos. Al comienzo de la ceremonia el recipiendario y su padrino de Iniciación se colocaban en el centro de un círculo de fuego. Ante ellos se colocaba el Maestre, quién luego explicaría el simbolismo de la ceremonia. La escena se hallaba iluminada únicamente por la pálida luz de las fogatas.


Ante ambos, recipiendario y padrino, aparecía una figura extraña y odiosa de un hombre con dos cabezas (o
bien doble rostro) las que se agitaban furiosamente. Sus dos faces eran horribles, sus respectivas cabelleras semejaban serpientes, las bocas permanecían entreabiertas y las miradas eran de ansiedad, ira y codicia. El único cuerpo de tal monstruo era descarnado y seco como el de un esqueleto evocado por el Angel del Apocalipsis. Una de las dos cabezas portaba una corona real y la mano de ese lado blandía un cetro.
La otra cabeza, la más amenazante y horrible, ostentaba una tiara pontificia de triple corona y la mano de ese
lado, hacía esfuerzos convulsivos para retener un crucifijo que parecía se le iba a escapar a cada instante. El
peso de ese crucifijo era excesivo para la pequeñez y debilidad del brazo que lo sostenía.



Todo hacía suponer que pronto la horrible criatura iba a desgarrarse en dos. Esto, por cuanto el lado del cetro y la corona era más fuerte y resistía con contracciones a los tirones continuos de la otra mitad. Estos sfuerzos mantenían crispados continuamente a los rasgos de ambas faces y les daban una apariencia más odiosa aún a éstas.

Este muñeco de repugnante aspecto se apoyaba en ocasiones sobre dos pilones de acero de los que surgían dos pies móviles de los que manaba abundante una tinta roja semejante a sangre. De este modo se simbolizaba que ni siquiera la muerte de muchísimos seres detenía la marcha del monstruo de dos cabezas. En general, sin embargo, se prefería emplear para esto a un Caballero de la Orden convenientemente disfrazado. A continuación el Maestre Iniciador se hacía oír para explicar al recipiendario el simbolismo de esta escena.

Estas eran sus palabras, narrando una leyenda de elevado contenido ético y preñada de significaciones político - religiosas: «Escuchad la historia de los dos maestros constructores que pretendieron engañar al Señor». Dijo el Señor a Baphomet y a su hermano: «Yo os he dado la Tierra y vosotros bien véis como los hombres se hallan errantes y sin asilo. Construid pues a Mi gloria un Templo único y grandioso. Este Templo deberá poder reunir bajo un solo y mismo abrigo a todos estos desdichados.
Ellos no tienen ni techo ni tienda para protegerse del granizo, la lluvia, la nieve y los vientos que traen del Norte el frío, el hambre, el dolor y la miseria». Y Baphomet y su hermano, en lugar de edificar un
templo donde todos los hombres pudieran hallar abrigo saludable, solo se ocuparon en construir para ellos mismos sendos magníficos palacios con los materiales de que disponían para erigir el templo ordenado por el Señor.

Y bien, lejos de hacer de sus palacios lugares de consuelo y amparo para todos los demás hombres, muy otra fue la actitud de los hermanos. Ellos edificaron prisiones para obligar a los demás a servirles como también cámaras de tortura. Allí se extremaban las crueldades contra todos los que reclamaban el cumplimiento de las promesas hechas para inducirlos antes a construir tales mazmorras. Sobraron muchos materiales que fueron vendidos por los hermanos en procura de oro, ya que la codicia de ambos era grande. Y más oro aún le fue procurado por las lágrimas y la sangre de los desdichados, que gemían en sus prisiones y bajo sus látigos.


El Señor retornó al cabo de un tiempo y preguntó: «Baphomet, ¿dónde está el Templo que debías construir a Mi Gloria?». «No esta acabado aún - fue la respuesta del constructor infiel -, volved Señor al cabo de cuarenta semanas y lo hallaréis listo y será un Templo digno de recibiros». Pero el Señor continuó preguntando: «Baphomet, ¿dónde se hallan los hombres a los que te di por misión reunirlos para habitar Mi Templo?». «Aún se hallan errantes y dispersos - respondió el otro hipócrita hermano, agregando - ellos empero terminarán por escuchar mi voz. Retornad Señor al cabo de cuarenta* semanas y, ciertamente, los
veréis reunidos para escucharos y ellos serán dignos de oír Tú Palabra justa y perfecta».



El Señor retornó al finalizar ese plazo de cuarenta semanas, pero el mismo había transcurrido como antes
sin que los hermanos hubieran elevado Templo alguno a la gloria de Dios. Lejos de ello, habían preferido ambos continuar acumulando oro con la sangre y las lágrimas de sus infelices esclavos.
Dijo a su retorno el Señor: «Dónde se halla Mi Templo y dónde están sus moradores?» Baphomet y su hermano rogaron entonces les concediera un nuevo plazo. El Señor accedió en Su Bondad, fijando esta nueva prorroga en cuarenta días.


Tal como habían transcurrido antes las cuarenta semanas pasaron ahora los cuarenta días y el Señor retornó al cabo de ellos para comprobar que las promesas de ambos constructores, habían sido falaces y vanas. Ambos hermanos, retardando una y otra vez la hora de la justicia, habían terminado por creer que esta no llegaría nunca. Al ver que nada habían hecho, el Señor en Su Cólera los derribó por tierra con Su Aliento. Y con mayor cólera aún Dios observó las inmensas reservas de oro que ambos habían acumulado, y ese oro se fundió, entonces, como si hubiera estado en un crisol sometido al más vivo de los fuegos.
Y el Señor tomó entonces en la punta de sus dedos un poco de ese oro y tocó las frentes de los derribados hermanos que lo habían traicionado. Los cuerpos de ambos se trocaron en ese instante en uno solo y sobre ese cuerpo el Señor hizo brotar las dos cabezas, crispadas por la eterna maldición que sobre ellas ya pesaba.
Y el dedo del Señor se posó entonces sobre los dos corazones de Baphomet y esos dos corazones se desangraron y desecaron y cada uno de ellos fue colocado en cada una de las cabezas del maldito. Así, para ese único cuerpo hay dos corazones desecados que solo laten por el oro y el poder. Ambos corazones se asemejan mucho y, cuando uno de ellos cese de latir para siempre, el otro no tardará en detenerse. Así lo ha querido el Señor.


«Del mucho oro que restaba, el Señor hizo entonces la corona, la tiara pontificia, el cetro y la cruz y estos fueron colocados en las cabezas y brazos del monstruo». El Maestre Iniciador se dirigía entonces al recipiendario continuando sus palabras de este modo: «Y reunió entonces el Señor a todos los demás hombres y les dijo: «Como habéis sido débiles y temblado ante los dos hermanos maldecidos y también lo suficientemente tontos y desunidos para dejaros encadenar por ellos, deberéis aún continuar
espantados por mucho tiempo ante el aspecto de esta doble figura grotesca que dejo ante vosotros. Ella reirá de vuestros temores y se aprovechará de vuestra credulidad y sumisión hasta que llegue el momento de su caída final.

Esta tendrá lugar cuando los verdaderos constructores y arquitectos del espíritu, reunidos en el Oriente del que nace la Luz Interior, hayan construido a Mi gloria el Templo de la Paz universal que os reunirá a todos vosotros en una sola familia de hermanos, bajo la protección del Padre de todos los hombres.


Y para que vuestra dura condición y sufrimientos sean mitigados agregó el Señor - Yo debilitaré a vuestros tiranos permitiendo que se perturbe la buena armonía que debería reinar entre sus dos cabezas para su mayor ventaja. Y, vedlo bien, para que el castigo final llegue antes a este monstruo, no le he dado más que una sola vida. Cuando una de las cabezas muera, la otra no tardará en hacerlo. Golpear a la una es golpear a la otra, ultimar a una de ellas es acabar con la otra. Quien sacude el cetro de los tiranos también hace tambalear la tierra. Quien enfrenta al poder temporal injusto, hará estremecer a la ilegitima autoridad espiritual. Derribad pues, conjuntamente, tanto a los déspotas como a los usurpadores del sacerdocio y
vuestros sufrimientos habrán finalizado. Comenzará entonces para el mundo una era de Paz, Amor y Sabiduría».


«He aquí pues - concluyó el Maestre - el misterio de Baphomet que no es otro que la historia de los dos constructores infieles que pretendieron engañar al Señor. Ea pues, Caballeros del Temple, que pretendéis acelerar la ruina y caída de Baphomet y que, para ello, os habéis unido a nosotros, aún os resta hacer algo importante pues el monstruo pretende cerraros el paso de la senda que conduce a la Verdadera Luz. Osad y lo venceréis!».



El Caballero recipiendario notaba entonces que, a esta altura de la ceremonia, el monstruo se había colocado
impidiendo el paso ante las puertas de un templete de arquitectura grave y severa. Tras un momento de vacilación, a veces el Caballero pedía consejo a su padrino de Iniciación.

Tras hacerlo el se adelantaba resuelto, por lo general espada en mano, y daba un empellón al monstruo, haciendo caer sus ornamentos. Tras pisotear la corona y la tiara, el Caballero y su padrino penetraban resueltamente en el Templo.

Las puertas de este se cerraban tras ellos con estrépito y comenzaba la segunda parte de la ceremonia de Iniciación que no corresponde revelar aquí. Este hermoso ritual del siglo XIII que hemos comentado, tan cargado de significaciones plenamente actuales, pone a las claras que no era precisamente adoración lo que en el Temple se tributaba a Baphomet...

Este ritual del Baphomet estaba perdido, pero M. J. Brisset lo rescató y publicó en su obra novelada «Les Templiers», Ed. Ambrois Dupont, París, 1837. Esta obra ha sido ignorada por los historiadores del Temple y, sin duda, quedan de ella muy pocos ejemplares en el mundo. La causalidad la puso en mis manos. Cuando refloté el asunto fui criticado y se pretendió que era pura fantasía de Brisset. Pero, para sorpresa de muchos, ha salido a relucir últimamente un ritual popular que aún se practica en el pueblecito navarro de Ochagavía, España.

El mérito de este descubrimiento corresponde a Rafael Alarcón H., quien lo consigna en su obra «La otra España del Temple» (Ed. Martínez Roca, Barcelona, 1988) incluyendo una fotografía del Baphomet viviente.
Debe puntualizarse que en Ochagavía existe el antiguo santuario templario de Nuestra Señora de Muskilda, en lo alto del cercano cerro de ese nombre. Se cuenta que un pastorcillo halló la imagen de María que allí se venera en lo alto de un roble y que lo construyó una pequeña iglesia, dejando dentro del recinto el árbol del hallazgo. Recordemos que el roble, árbol sagrado de los antiguos germanos y de los celtas, es símbolo de fortaleza pero, además, en la tradición druida, representa el eje del mundo y la unión del Cielo y la Tierra. Pues bien, en Ochagavía y en honor de esta Virgen, se baila todos los años el 8 de septiembre una peculiar danza en la que interviene un personaje con máscara bifronte, o sea con dos rostros, el uno blanco y negro el otro y ambos barbados. Se lo conoce popularmente como «el bobo». Es una supervivencia del antiguo rito y, como bien señala Rafael Alarcón H., se trata de un Baphomet viviente, como se dijo antes. Mencionemos además, para concluir esta parte, que según Gerard de Sede («Les Templiers sont parmi nous»),

el nombre Baphomet significaba «Tintorero de la Luna», aludiendo a trabajos alquímicos que se llevaban a cabo en el seno de la Orden. Se trata evidentemente de otra fantasía. En efecto, la Alquimia se practicaba, como veremos luego.


Pero se trataba de Alquimia interior y espiritual que nada tenía que ver con la transmutación de los metales.http://www.ekiria.org/content/el-rito-de-baphomet

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 18, 2013 3:09 pm

Los templarios y el Bafomet

El bafomet
Era una cabeza barbada que aparece descrita en los interrogatorios y que algunos templarios confesaron haber visto colocada en contadas ocasiones sobre el altar de las iglesias del Temple. Es descrita como una cabeza barbada con cabellos rizados de oro, hecha de madera o del mismo oro. Algunos dijeron que era un ídolo de cuerpo entero que sustituía en las iglesias templarías a la imagen de Cristo; a veces tenían dos y hasta tres caras. Se han considerado como iconos de buena suerte, pues al parecer algunos templarios las tocaban con cordeles que luego portaban encima a modo de amuletos.
Algunos de los templarios interrogados durante el proceso que condujo a la disolución de la Orden confesaron que habían adorado a esta cabeza: El caballero Raymond de Larchent declaró que «era una cabeza con barba que se besaba y a la que se llamaba Salvador»; Rodolfo de Grisú afirmó que «era un demonio. Me horrorizó cuando lo vi. Lo guardaba el gran visitador, el hermano Peyrande»; Bartolomé Rocheri fue interrogado el 19 de abril de 1311 y confesó: «Fui armado caballero en una iglesia del Temple de París. Tras ser armado entré en una capilla donde me encontré sólo con el oficial, que me mostró una cabeza cubierta con un fino velo. No sé si era de marfil, metal o madera. Sólo la vi una vez».
Un trovador del siglo XIII llamado Ricard Bonomel profesó en el Temple; escribió poemas en los que aparece la palabra bafomet, refiriéndose con esta expresión a algo que «actúa con toda su energía a favor de Baibars», el caudillo musulmán. Sería por tanto una especie de amuleto de procedencia islámica que por razones desconocidas ha118 brían adoptado, si es que lo hicieron, como propio los templarios.
Esta cabeza ha sido considerada por algunos como una representación del demonio Asmodeo. Los defensores de la Orden suponen que esta cabeza era en verdad una especie de imagen del diablo que se exponía en los conventos a los neófitos para que se fueran acostumbrando a perder el miedo, e incluso una manera de amedrentar a los neófitos a modo de broma para novatos.
Incluso se han buscado similitudes fonéticas. Así, bafomet sería una tergiversación del nombre del profeta del Islam, Mohamet o Mahoma; pero las imágenes están prohibidas por el Islam, por lo que parece difícil que pudieran querer emular a su profeta.
Otra etimología lo hace derivar de las palabras bapheus (tintorero) y meto (cosecha); así, bafomet sería «la cosecha del tintorero»; dema siado rebuscada esta identificación. Se dice, sin la menor prueba, que esta cabeza protegía los edificios del Temple y que algunos templarios portaban como amuleto pequeñas cabecitas talladas en piedra. El escritor sufí Idries Shah señaló que esta palabra podría ser una alteración fonética del concepto árabe abu fi-hamat, que significa «padre del conocimiento»; o incluso una palabra compuesta por baph (bautismo) y metis (sabiduría).
Hay quien ha afirmado que era un recuerdo de la cabeza cortada de Juan Bautista; e incluso la mismísima cabeza de Jesucristo, que los templarios hallaron en Jerusalén embalsamada y que habrían conserva do hasta su disolución, momento en el cual la trasladaron en secreto a Escocia, donde seguiría enterrada bajo un pilar de la iglesia de Rosslyn.
No han faltado quienes han buscado en la cabala un significado a la palabra bafomet. Cambiando en el alfabeto hebreo la primera letra por la última, la segunda por la penúltima y así sucesivamente, según un código llamado atbash, se ha leído como sofía, «sabiduría» en griego, en un extraño y forzadísimo paso del alfabeto hebreo al griego. Éliphas Lévi, un ocultista francés del siglo XIX, descompuso la pala bra en grupos de letras leídas al revés en la forma del acrónimo latino TEM OPH AB, que significaría Templi Omniun Pacis Abbas (el padre del Templo de todos los hombres).
Una última leyenda cuenta que el mandilion de la Verónica, el paño con el cual esta mujer secó el rostro de Jesús cuando iba camino del Calvario y donde quedó impresa su imagen en sangre, fue encontrado por el templario Robert de Cari en 1204 en la iglesia de Blanquerna de Constantinopla; claro que más que «encontrado» sería expoliado durante el saqueo a que los cruzados latinos sometieron la capital de Bizancio ese año.
La leyenda supone que este paño era el verdadero Santo Grial porque en él estaba impresa la imagen sangrante de Cristo. El mandilion estaba colgado en esta iglesia de una cadena de plata, y los templarios habrían copiado esa imagen del rostro de Jesús dando origen al bafomet.
Y podrían hacerse al respecto todavía muchas más «cabalas».
(José Luis Corral, "Breve historia de la Orden del Temple")

mariocesar

Mensajes : 12557
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL INICIADO MASON ASUME TODAS LAS FORMAS...

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 7:47 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.