No hay diferencia entre los poderes ocultos y los otros...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No hay diferencia entre los poderes ocultos y los otros...

Mensaje  mariocesar el Dom Abr 03, 2016 1:50 am

NUESTRA VIDA CON EL SR, GURDJIEFF.-

Dice Thomas de Hartman que a las 6 de la mañana un alumno recorría los corredores con una campanita y era preciso levantarse con rapidez, bajar al comedor, tragar café a toda prisa, con un pedacito de pan e ir derecho al trabajo. Gurdjieff debía distribuirlo de modo que no se perdiera un momento...

El trabajo en el exterior duraba hasta las 7 o hasta la noche, con una breve interrupción para almorzar. A veces hasta se trabajaba a la luz de lámparas eléctricas...

Gurdjieff observaba con severidad a quien se demoraba en el comedor para fumar o conversar. Por la noche, cuando sonaba la campana grande, había que cambiarse rápidamente para la cena. La comida se componía de carne con alubias, arvejas o papas, pan y café. A las 8 se reunían en la sala de trabajo y hacían gimnasia sagrada...

Gurdjieff inventaba nuevos ejercicios destinadas a desarrollar la atención, tales como tres movimientos diferentes y simultáneos para la cabeza, los brazos y las piernas, ejecutados contando, cuyo resultado era el de sustraer al individuo del flujo de asociaciones de ideas...

Según otros testimonios, se practicaban igualmente ejercicios de contracción de un solo músculo, con exclusión de todos los demás, y cálculos rápidos como: 2x1=6; 2x2=12; 2x3=22; o incluso 2x2=1; 4x4=13; 5x5=22; obtenidos agregando o sustrayendo una cifra creciente o constante al resultado (en el primer caso se agrega 4 al primer producto, 8 al segundo, 16 al siguiente y así; en el segundo caso, se sustrae 3 a los resultados)...

El trabajo era un esfuerzo cotidiano. Gurdjieff daba a ciertos elegidos directivas relativas a la concentración del pensamiento, el control de la respiración y de la energía sexual, pero les exigía que guardaran silencio sobre ellas...

En una entrevista acordada a Denis Saurat, en 1923, Gurdjieff resumía así su doctrina: "Pocos seres humanos tienen alma. Ninguno tiene alma al nacer. Se debe adquirir un alma. Quienes no lo consiguen mueren; sus átomos se dispersan, no queda nada. Algunos se fabrican un alma parcial y quedan así sometidos a una especie de reencarnación que les permite progresar. Y por fin, una cantidad muy pequeña de hombres han llegado a tener almas inmortales. Pero esta cantidad es muy pequeña; apenas algunos.
La mayoría de quienes han conseguido algo, no tienen todavía mas que almas parciales... Para el trabajo físico, quiero volverlos dueños del mundo exterior. No es más que una fase temporaria. Trato de darles todos los poderes. No hay diferencia entre los poderes ocultos y los otros...
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.