LAS TRES POSIBILIDADES DE OCCIDENTE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LAS TRES POSIBILIDADES DE OCCIDENTE

Mensaje  mariocesar el Sáb Ene 30, 2016 2:37 pm

Gustavo R. Carante ha añadido 9 fotos nuevas — con Axel Cecchini y 37 personas más.
27 de enero a las 2:19 ·
LAS TRES POSIBILIDADES DE OCCIDENTE
En la conclusión a su «Introducción General al Estudio de las Doctrinas Hindúes», y haciendo alusión a la crisis terminal que ya en esa época estaba atravesando Occidente, Renée Guénon (1886-1951) formulaba una seria advertencia acerca del inminente riesgo de autoaniquilación al que Occidente estaba cada vez más expuesto, mostrando cuáles eran los caminos posibles para su salvación:
Que Oriente, para salvarlo, lo asimilase de grado o por fuerza.
Que Occidente retornese a las fuentes metafísicas de su propia Tradición.
Una tercera posibilidad era que que Occidente desapareciera sumido en la peor barbarie.
Escribe el sabio francés:
«La cuestión que se plantea es ésta: Suponiendo que llegue a producirse una reacción en Occidente en una época indeterminada, y a consecuencia de los acontecimientos que sean, y que provoque el abandono de eso en lo que consiste enteramente la civilización europea actual, ¿qué resultará de ello ulteriormente? Son posibles varios casos, y hay lugar a considerar las diversas hipótesis que se les corresponden:
(1) QUE OCCIDENTE DESAPAREZCA SUMIDO EN LA PEOR BARBARIE:
«La más desfavorable es aquella donde nada viniera a reemplazar a esta civilización, y donde, al desaparecer ésta, Occidente, librado a sí mismo, se encontraría sumergido en la peor barbarie. Para comprender esta posibilidad, basta reflexionar que, sin remontar siquiera más allá de los tiempos históricos, se encuentran muchos ejemplos de civilizaciones que han desaparecido enteramente; a veces, eran las de pueblos que se han extinguido igualmente, pero esta suposición apenas es realizable más que para civilizaciones bastante estrechamente localizadas, y, para aquellas que tienen una mayor extensión, es más verosímil que haya pueblos que las sobrevivan encontrándose reducidos a un estado de degeneración más o menos comparable al que representan los salvajes actuales; no es útil insistir en ello más largamente para que uno se dé cuenta de todo lo que tiene de inquietante está primera hipótesis.»
2) QUE ORIENTE ASIMILE A OCCIDENTE DE GRADO O POR LA FUERZA:
«El segundo caso sería aquel donde los representantes de otras civilizaciones, es decir, los pueblos orientales, para salvar al mundo occidental de esta decadencia irremediable, se le asimilarían de grado o a la fuerza, suponiendo que tal cosa fuera posible, y que, por lo demás, Oriente consintiera en ello, en su totalidad o en alguna de sus partes componentes. Esperamos que nadie estará tan cegado por los prejuicios occidentales como para no reconocer cuan preferible sería esta hipótesis a la precedente: habría ciertamente, en tales circunstancias, un período transitorio ocupado por revoluciones étnicas muy penosas, de las que es difícil hacerse una idea, pero el resultado final sería de tal naturaleza que compensaría los perjuicios causados fatalmente por una semejante catástrofe; únicamente, el Occidente debería renunciar a sus características propias y se encontraría absorbido pura y simplemente.»
3) QUE OCCIDENTE RETORNASE A LAS FUENTES METAFÍSICAS DE SU PROPIA TRADICIÓN:
«Es por eso por lo que conviene considerar un tercer caso mucho más favorable desde el punto de vista occidental, aunque equivalente, a decir verdad, bajo el punto de vista del conjunto de la humanidad terrestre, puesto que, si llegara a realizarse, su efecto sería hacer desaparecer la anomalía occidental, no por supresión como en la primera hipótesis, sino, como en la segunda, por retorno a la intelectualidad verdadera y normal; pero este retorno, en lugar de ser impuesto y obligado, o todo lo más aceptado y sufrido desde afuera, se efectuaría entonces voluntaria y como espontáneamente. Se ve lo que implica, para ser realizable, esta última posibilidad: sería menester que el Occidente, en el momento mismo en que su desarrollo en el sentido actual tocara a su fin, encontrara en sí mismo los principios de un desarrollo en otro sentido, que podría cumplir desde entonces de una manera completamente natural; y este nuevo desarrollo, al hacer a su civilización comparable a las de Oriente, le permitiría conservar en el mundo, no una preponderancia a la cual no tiene ningún derecho y que no debe más que al empleo de la fuerza bruta, pero sí al menos el lugar que puede ocupar legítimamente como representando a una civilización entre otras, y una civilización que, en esas condiciones, ya no sería un elemento de desequilibrio y de opresión para el resto de los hombres.»
Debemos decir que hoy por hoy las tres posibilidades se están produciendo simultáneamente: un sector importante de la humanidad occidental se encuentra subsumido en el ateísmo y el sinsentido más absoluto, entregándose a actividades autodestructivas como el sexualismo desenfrenado, la homosexualidad militante, la adicción a estupefacientes, etc. Puede incluirse en esta decadencia irremediable a la apostasía sacrílega de la ciencia moderna, que se ha convertido en un vector siniestro en su herejía transgénica y otras actividades ominosas que desafían demencialmente al Orden sagrado del mundo. Este cientificismo no sólo tiene el potencial de destruir a la civilización occidental sino al mundo entero. Lamentablemente con la globalización capitalista este modelo ruinoso ha dejado de estar constreñido al área occidental de la civilización sino que se ha exportado a todo el planeta, por lo que casi podría decirse que, al revés de lo que esperaba Guénon, es el Occidente decadente el que ha invadido de grado y por la fuerza a Oriente, llevando los gérmenes deletéreos de la disolución moral y cultural también a esa fundamental área civilizatoria.
La segunda posibilidad guenoniana que también ya está sucediendo es la introducción del Islam en Europa. El período de catástrofe anunciado con «revoluciones étnicas muy penosas» se está produciendo delante de nuestros ojos y sólo un ciego sería incapaz de advertirlo. Junto con la anteriormente mencionada, es la posibilidad que mayores probabilidades tiene de realizarse finalmente, y ciertamente es preferible a la primera, aunque no sería tan deseable como la tercera, que es si Occidente volviera por motus proprio a las fuentes metafísicas de su propia Tradición, que para el pensador francés estaba representada en aquel entonces (1921) por la Iglesia Católica (estamos a cuatro décadas del Congreso Vaticano II), a lo cual nosotros agregamos el Cristianismo Ortodoxo y otras corrientes que aspiran incluso a retomar el ciclo interrumpido de las civilizaciones pre cristianas de Europa, incluyendo a la élite que incluso hoy sostiene el fundamento jerárquico del Orden natural biológico. Pero estas últimas corrientes, aunque conformadas por gente de avanzada, no constituye lamentablemente más que una minoría que no tiene mayor gravitación en el turbulento estado actual de las cosas en Occidente.
"RENÉE GUÉNON (1886 - 1951)

Cuando escribió su Estudio General sobre las Doctrinas Hindúes (1921) que el Islam se instalara en Occidente era algo impensable. Sin embargo Guénon ya entonces decía que si Occidente no se rectificaba por sí mismo (algo que intentaron realizar infructuosamente Alemania e Italia en la primera mitad del siglo XX) entonces Oriente podría tomar cartas en el asunto. Hoy Eurabia es prácticamente una realidad."
"PRIMERA POSIBILIDAD: QUE OCCIDENTE DESAPAREZCA SUMIDO EN LA PEOR BARBARIE.

Disturbios étnicos en Londres, 2011."
"MONTE ATHOS

Monasterio de Kienyke. El Cristianismo Ortodoxo conserva aún una Gnosis viviente."
"TERCER POSIBILIDAD: QUE OCCIDENTE RETORNE A LAS FUENTES METAFÍSICAS DE SU PROPIA TRADICIÓN.

Para Guénon la Tradición de Occidente está representada fundamentalmente por el Catolicismo, a lo cual nosotros agregamos el Cristianismo Ortodoxo y otras corrientes que aspiran incluso a retomar el ciclo interrumpido de las civilizaciones pre cristianas de Europa.

En la fotografía, monje del Monte Athos, Grecia."
"SEGUNDA POSIBILIDAD: QUE ORIENTE ASIMILE A OCCIDENTE DE GRADO O POR LA FUERZA

La segunda posibilidad guenoniana también ya está sucediendo y es la introducción del Islam en Europa. El período de catástrofe anunciado con «revoluciones étnicas muy penosas» se está produciendo delante de nuestras narices y sólo un ciego sería incapaz de advertirlo.

En la fotografía, refugiados sirios llegando a Alemania. Junto con su caudal genético, los "convidados de piedra" traen también El Corán."
+5
Me gustaComentarCompartir
A ti, Astrogaby Gaby De Marco, Nicolas Uslenghi, Jorge Enrique Montero Figueroa y 15 personas más os gusta esto.
8 comentarios
11 veces compartido
Comentarios
Cristina E. Chiesa
Cristina E. Chiesa En la crisis del mundo moderno y el reino de la cantidad y los signos de los tiempos, Guénon expone magistralmente el cáncer terminal al que está sometido occidente, a esta altura, irreversible
Ya no me gusta · Responder · 4 · 27 de enero a las 9:01
Gustavo R. Carante
Gustavo R. Carante Así es. Lamentablemente esa es la impresión Cristina E. Chiesa.
Ya no me gusta · Responder · 1 · 27 de enero a las 10:43 · Editado
Nicolas Uslenghi
Nicolas Uslenghi muy buen aporte !
Me gusta · Responder · 27 de enero a las 11:22
Rida Daud
Rida Daud irreversible, pero es cierta la islamizacion, paradójicamente el retorno de occidente es el islam muhammadiano. Si se entiende la doctrina platónica, la cual es oriental, es la misma fuente metafísica que el islam
Ya no me gusta · Responder · 1 · 27 de enero a las 11:26
Matías Benitez
Matías Benitez Yo pienso que Occidente, o al menos el Occidente europeo y norteamericano caminan a la destrucción por sus propios medios y con casi nula influencia externa, ese camino deletéreo lo siguen desde 1789. Habría que ver que es lo que sucede con el Occident...Ver más
Ya no me gusta · Responder · 4 · 27 de enero a las 12:17
Gustavo R. Carante
Gustavo R. Carante Pero dentro de esa masa de asiáticos y negros sí debe haber fanáticos del Islamismo Matías Benitez. Tal vez sean ellos los que islamicen en las próximas décadas a los europeos y a todos los demás de Eurabia. La democracia les abrirá las puertas para el poder político también.
Foto de Gustavo R. Carante.
Ya no me gusta · Responder · 1 · 27 de enero a las 14:54 · Editado

Rida Daud ha respondido · 1 respuesta
Mario César Ingénito
Mario César Ingénito Recordemos a criptomusulmanes como GOETHE y FITCHE y musulmanes y derviches como NAPOLEON que dijeron "Si esto es el Islam" todos somos musulmanes" y "Sòlo de oriente vienen las cosas y los hombres dignos" Recordemos que la filosofía de FITCHE culmina practicamente en la SHAHADA.
Me gusta · Responder · 2 min
Mario César Ingénito
Mario César Ingénito Recordemos, también, a JUANA , LA LOCA y FEDERICO II que intentaron el cogobierno de cristianos, judíos y musulmanes.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.