La casta de chocolate.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La casta de chocolate.

Mensaje  mariocesar el Sáb Jun 20, 2015 10:26 am

La casta de chocolate.



De comprensiones e incomprensiones.


San Martín lo retó a duelo a Rivadavia porque éste se burlaba de los ritos iniciáticos en la logia que presidía como Venerable Maestro. Allí, el iniciado INNAKUS o HERMES TRIMEGISTO, demostró su consciencia ritual. Se sabe que el Venerable Rivadavia declinó la oferta excusándose en un juramento nuevo que ni a él ni al Libertador lo ataban, ya que era posterior a sus respectivas exaltaciones al grado de Maestro.

Pero, en relación con Belgrano, San Martín pareció mostrarse como un hombre que desestimaba la religión. Al creador de la bandera lo comprendía y lo seguía en todo, sobre todo en lo de la Restauración del Tahuantinsuyu.

Sobran documentaciones sobre Belgrano como potencial Restarador del Tahuantinsuyu en las Provincias Unidas del Sur. La ironía o el sarcasmo fue lo de Rosas como Restaurador de sólo una provincia pero en sentidos muy distintos.


En lo que San Martín no comprendió a Belgrano fue en su auténtica y extrema piedad. Hay una carta en que le dice a alguien que, por fin ,ha develado la incógnita de lo que creía una inaudita y anacrónica desviación de Belgrano: Su devoción por María y su manía de entronizarla , evocarla e invocarla por todas partes.¡Eureka! dice El Libertador: Este tipo me sobrepasa en astucia. Tengo mucho que aprender de él. Claro, la religión es el instrumento más poderoso para la demagogia.


Volviendo a la consciencia "preguenoniana" de lo ritual de San Martín, el propio Simón Bolívar nos cuenta que tuvo, a diferencia de Rivadavia, el recaudo, el respeto y la astucia de ocultarle al LIBERTADOR su tesis de que los ritos iniciáticos sólo eran una farsa ridícula. Incluso nos enfatizó sobre cómo tenía adoctrinados a sus hombres para que fingieran ser lo que no eran ante la presencia de San Martín que, muchas veces duraba tanto, que él y sus hombres, tan dados a la chacota y los modernismos desacralizantes, por poco se dormían y apenas podían reprimir los bostezos.


Siguiendo con la incomprensiones y diferencias y niveles ónticos, éticos, dianoéticos e hieráticos, terminamos con el caso de Rosas que para nada ni comprendió ni entendió a San Martín, a pesar del sable corvo, cuyo baraka , según parece, no lo iluminó. Hay una carta en la que le pregunta a Anchorena sobre cómo pudo ser que les consintieran a Belgrano y San Martín tamañas demencias como pretender restaurar el Tahuantinsuyu, imponer un Rey Inca primero ( que parece que era el hermano menor de Tupac Amaru), luego una Princesa Inca; imponer como lengua el quechua y etc. Anchorena, literalmente, le responde: Y claro que le teníamos que seguir la corriente ¿acaso crees que algún blanco, fuera de ellos, iba a arriesgar su vida? Todos los que cruzaron los andes, todos los que pelearon en esas batallas eran de "LA CASTA DE CHOCOLATE"
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casta de chocolate.

Mensaje  mariocesar el Mar Ene 19, 2016 1:15 pm

avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casta de chocolate.

Mensaje  mariocesar el Mar Ene 19, 2016 1:20 pm

Swami Samapada Ahora bien, la realidad es diferente, Roma no conquisto América, lo hicieron otros países, y pareciera que el caos actual no tiene solución, pero, ¿Existirá aun una esperanza para el ser humano? ¿Tú por donde empezarías? Supongamos que fueras el Presidente de Argentina, qué acciones tomarías para paliar aunque fuera un poco la dura realidad que vivimos.
Me gusta · Responder · 16 horas
Gustavo R. Carante
Gustavo R. Carante No, ya no existe más esperanza Swami Samapada para este ciclo humano. La última oportunidad de rectificar las cosas se perdió definitivamente con la derrota mundial de 1945. Ahora el mundo desgraciadamente está enseñoreado por las fuerzas de la mentira y de la muerte; están destruyendo al mundo sistemáticamente y lograrán asesinarlo.
Me gusta · Responder · 5 horas
Marcos Moreno Martínez
Marcos Moreno Martínez No se puede solucionar un ciclo histórico decadente. Debe empezar otro.
Me gusta · Responder · 5 horas
Rod Hermes
Rod Hermes A mi me parece que el problema no es tanto "el mundo" como nuestro entendimiento de la naturaleza de la realidad. ¿Que quiero decir? Que este plano, es un plano de conflicto, de friccion, con ciclos de mas o menos luz, pero ciclos y punto. El hecho esta en comprender la naturaleza conflictiva y transitoria del universo, del mundo, de las naciones. Los reformadores buscan cambiar la realidad. Los sabios se desapegan de ella, sabiendo que es una sombra, y por lo tanto logran algun cambio, pero porque se cambiaron a si mismos.... el camino de sabiduria es transformarse a uno mismo y desapegarse del mundo, pero esto debe ser entendido adecuadamente, no es desentenderse de los problemas y dificultades de la realidad humana..
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La casta de chocolate.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.