Los Hijos de Adán.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los Hijos de Adán.

Mensaje  mariocesar el Dom Abr 19, 2015 12:58 pm


¿Quiénes Son Los Hijos De Adán?

Sheij Muhammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshbandi, sohbat del 11 de junio de 1984.





Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. La hawla wa la quwwata illa billahi-l Aliyy-ul Azim.



Escuchamos lo que nos llega de nuestra Central Espiritual. Atendemos a lo que dice la Oficina Central Espiritual. Allah Todopoderoso nos da oídos para escuchar, da ojos para mirar y un corazón para entender. Pero nosotros usamos mal nuestros oídos, nuestros ojos van por mal camino, y nuestro corazón va en dirección equivocada. Por eso miramos sin ver, oímos pero no entendemos, sabemos pero no sentimos.



Sin sentir, el conocimiento no es nada. El conocimiento que da, que mueve los sentimientos... ese es el conocimiento útil. Y pido a mi Grandsheij que nos dé conocimiento de los awliyas, para mover nuestro corazón en dirección a nuestro Señor, y que toda dirección sea hacia nuestro Señor.



En el Nombre de Allah Todopoderoso, el Más Compasivo. "Yawmun jadeed, rizqun jadeed". A un nuevo día, nuevas palabras – así debe ser. Mientras rezaba llegaron algunas inspiraciones, cosas importantes. Las inspiraciones se referían al valor del ser humano, ¿entendéis? El valor del hombre, llegó algo referido en concreto a ese punto. Debemos fijarnos en lo que llega para ser completado. Grandsheij me traduce desde el corazón del Profeta, y yo os traduzco desde el corazón de nuestro Grandsheij, que Allah le bendiga.



Ninguna otra religión dio tal valor a la humanidad como hizo el Islam. Y además, de entre todas las tariqats, ninguna da tanto valor a la humanidad como la Más Distinguida Orden Naqshbandi. Y entre los Grandsheijs, nunca oí de un valor como el que nuestro Grandsheij da a los hijos de Adán, a la humanidad. Lo más importante para todo quien sea de la humanidad, es conocer el propio valor y el de todos los que fueron creados como seres humanos, como hijos de Adán.



Ese es el conocimiento más importante, y deben aprenderlo todos y cada uno. Si todos conocieran su valor -el propio y el de los demás-, este mundo sería un paraíso. Pero ahora estamos perdiendo ese valor, y el mundo entero será un infierno – tanto en el Este como en el Oeste. Actualmente, en Oriente y Occidente, el valor de la humanidad... En Oriente no se da valor a los individuos, no tienen valor en el Este. En cuanto al Oeste, también consideran a las personas individuales como algo material.



Los ven como robots, y si alguien llega a ser como un robot... ¿qué necesita un robot? En el Oeste, en los países occidentales -los que llamamos países libres- cada uno debe encontrar por sí mismo todo lo que necesita como robot. Y los sistemas de los países occidentales roban el corazón a la gente, dejándolos sin corazón. Del Este al Oeste, se perdió el valor de las personas. Se perdió, ¡fin! Esa es la causa del sufrimiento, los conflictos y los problemas.



En el Este, uno solo robó toda individualidad y las personas individuales dejaron de tener valor. Occidente se llevó su corazón, dejándolos como robots. Ambos acabaron con el valor de la humanidad. Y hay otros países entre Oriente y Occidente... algunos van tras el Este y acampan en el asentamiento oriental, mientras otros acampan en lugares occidentales. También el mundo musulmán se dividirá en dos bandos, Este y Oeste. Ahora mismo, no hay lugar donde puedan refugiarse los musulmanes, ¡no! Entonces, también en el mundo islámico -en el mundo musulmán- se perdió el valor del hombre, de la humanidad.



Y Allah Todopoderoso envió al Sello de los Profetas, al más valioso, más importante y amado -Muhammad (saw), paz sobre él- para enseñar a la humanidad de manera permanente quiénes son y cuál es su valor. Allah Todopoderoso envió un verso en el Santo Quran, hablando del valor de la humanidad. Ese verso no llegó de los Cielos más que sobre el Amado Muhammad (saw). Quizá leáis y recitéis otros versos sin preocuparos mucho por ello.



Nuestros eruditos dan significados tomados de ese verso – que además es parte de un verso, no un verso completo. Son sólo tres o cuatro palabras: Astaidhu billah, "Wa laqad karamna bani Adam" (17:70). "Wa laqad karamna bani Adam": podéis decir que son cuatro palabras, decir que son tres palabras o decir que son cinco -si incluís la "waw"-, pero [se trata de que] Allah Todopoderoso da un valor perfecto a los hijos de Adán, con parte de un verso: "Wa laqad karamna bani Adam" (17:70).



Si todos los awliyas... ya no hablo de los entendidos, pues el saber de los eruditos se detiene aquí, sino del conocimiento de los awliyas. Si todos los awliyas dieran a cambio de ese verso todo el conocimiento que recibieron, no se alcanzaría el verdadero valor de que Allah Todopoderoso dijera "karramna". [Es] una sola palabra, una palabra incluida en tres, cuatro o cinco palabras. Tal valor otorgó Allah Todopoderoso a los hijos de Adán: "Karamna".



Acabo de oír de mi Grandsheij... 40 años basados en esa palabra y, a pesar de que tal océano [estaba] en su corazón, se fue. Ello se debe a que, si hubiera dejado un conocimiento tan enorme, el mismo podría haber inundado al resto de conocimientos. Su conocimiento referido al valor de los hijos de Adán será... al final tendrá un límite. El conocimiento de los awliyas referido al valor de los hijos de Adán se termina, porque ellos no pueden atravesar los océanos del Profeta. Los océanos del Profeta son sólo para él, paz sobre él.



Nadie puede alcanzar el límite al que llega el Profeta, paz sobre él – el Amado Muhammad (saw). Nadie puede alcanzarlo, ni tan solo Jibrail – Jibrail, Gabriel. No se permite a Gabriel ir a la estación donde está en pie y de donde toma el Amado Muhammad (saw). Los océanos del Profeta Muhammad (saw)... comparados con los nuestros no tienen fin, pero en comparación al conocimiento de Allah tienen límites, son limitados.



Si comparáis los océanos de conocimiento recibidos por Muhammad (saw) de su Señor Todopoderoso, serán como una pequeña gota, la que queda en una aguja tras introducirla en un océano sin fin. Si ponéis una aguja en un océano infinito, lo que retenga la punta de la aguja será esa gota diminuta, o esa gota en la cabeza de la aguja.



Lo que toma una aguja de un océano sin fin, ese es el conocimiento del Profeta. Si lo comparáis con el conocimiento de Allah Todopoderoso, será una pequeña gota. Y esa pequeña gota que toma el Profeta, comparada con nuestro conocimiento... nuestro conocimiento será otra pequeña gota de un océano, pero un océano limitado.



Debéis saber acerca de vuestro Señor y Sus profetas, también acerca del Sultán de los Profetas. El conocimiento del resto de profetas y los demás awliyas, añadido a todo el conocimiento de los ángeles, será una gotita sobre una aguja. Es lo que retiene una aguja de un océano – pero un océano limitado. En cambio, el conocimiento del Profeta será como una gotita tomada de un océano sin fin.



Allah Todopoderoso... no podéis ni imaginarlo. Vuestra imaginación tiene límites, ¿cómo podréis imaginar lo ilimitado? Por eso, los estúpidos piden: "Mostradnos y creeremos". Si os dicen de un Gran Wali: "Al mostrarte su imagen, ¿lo reconocerás? Te mostraré una fotografía pero, si no lleva escrito el nombre, ni en un periódico sabrás quién es. Entonces, ¿cómo reconocerás algo que ni tan solo está en tu imaginación?".



Sí, Allah Todopoderoso... El conocimiento del Profeta se detiene en el significado de "karramna", la palabra que nos da valor como hijos de Adán. El Profeta, paz sobre él, lo [detenta]. Él conoce mejor que nadie el valor de los hijos de Adán, y da un valor a los hijos de Adán como nadie puede dar, a excepción de Allah Todopoderoso. Y el valor que Allah Todopoderoso da a los hijos de Adán... nadie puede conocer la medida de ese valor.



Decimos algo acerca del valor de los hijos de Adán, para dar una idea de ese valor. En el universo entero... un solo ser humano vale más que todo el universo, pero nosotros no [matamos] a un hombre por todo este mundo, [sino que] matamos a un hombre por una sola ciudad. ¿Sí, lo entendéis? Podemos matar a un hombre por nada, matamos, y... esa es nuestra intención actual. El Este tiene intención de matar a todos los occidentales, y los occidentales también ponen cuidado en matar a todos los de países orientales.



Al contrario, un solo hombre vale más… no que esta tierra, sino que el universo entero. Si vuestras computadoras realizan cálculos para estimar ese valor, si trabajan todas las computadoras para dar un valor, dar una cifra o un número que englobe todo el universo, creo que sólo con Londres ya se cansarán… ¿qué será con el mundo entero, y todo el universo? [Aún] si consiguen poner una cifra a ese valor, un solo hombre será más que eso. Y si se añade otro universo igual a este, también sin seres humanos, un humano será más valioso.



Si son 10, [el ser humano] seguirá siendo más valioso. Y si llegan 1.000, también tendrá mayor valor. Si traéis millones o billones, un solo hombre vale más. Este conocimiento es del saber de los awliyas, lo que decimos no es de nuestro conocimiento previo. Por ello, quienes pidan complacer a su Señor... En la medida que deis valor a Sus siervos -los hijos de Adán-, estaréis complaciendo a vuestro Señor. ¿Entendéis? ¿Escucháis, oís? ¿O grito demasiado?



Allah Todopoderoso nos da entendimiento, [pero] de eso hay carencia, nuqsan. Nos falta eso, no hay entendimiento, los del siglo XX no tienen comprensión. Ellos afirman entenderlo todo, pero no comprenden el valor del ser humano. Lo entendéis todo, excepto el valor del hombre. Si lo entendierais, pondríamos sobre la cabeza de cada uno una corona procedente de los Cielos.



Al observar a los hombres, los awliyas ven coronas sobre la cabeza de cada uno, coronas celestiales. En cambio, los hombres ciegos no ven, nunca ven nada. Haced que haya luz en vuestro corazón poco a poco, y poco a poco se pondrá de manifiesto que todos llevan coronas celestiales.



Tanto valor como deis a los hijos de Adán, más valor conseguiréis ante la Divina Presencia. Avanzaréis, adelantaréis hacia la Divina Presencia. Ahora vamos hacia lo contrario, y ¿quién tiene mayor culpabilidad? El culpable, o el mayor pecado... ¿cuál es el mayor pecado, el mayor pecado ante la Divina Presencia? El mayor pecado no es cometer shirk ala ra'asak, [sino] hacer que la gente no valore a los demás. ¿Entendéis? Quien nunca da valor a nadie, ese es el mayor pecador.



Valoramos a la gente en primer lugar si son ricos, en segundo lugar si son poderosos, en tercer lugar si son jóvenes, en cuarto lugar si son bellos o guapos; sanos o adinerados, brillantes... – eso decimos. Entre los hijos de Adán, lo que hacemos es que a los feos, los ancianos o los que no son brillantes, a los negros, amarillos o rojos, a los pobres y débiles... ante tales cosas -también con los enfermos- los expulsamos, no les damos valor.



Es un gran pecado para todos el tener en cuenta las formas o figuras, [pero] en nuestro tiempo damos valor según la figura. Allah Todopoderoso es Qadir, es lo bastante Poderoso y Habilidoso para dar a cada uno la más bella forma y figura, pero Él examina y pone a prueba a Su gente, para ver si consideran o no el valor de los hijos de Adán. Los ojos de nuestro corazón están sellados a cal y canto, por eso no consideramos el significado de "hijos de Adán" que les da su Señor.



Sólo miramos el aspecto exterior, del mismo modo que satán consideró a Adán por su apariencia, y no hizo sajda. Si hubiera considerado la significación de Adán -el significado real que llevaba-, satán hubiera sido el primero en hacer sajda. Pero miró la apariencia externa, y dijo: "Tú creaste a Adán de arcilla, ¿cómo voy a hacer sajda?".



Eso es estúpido, pero tal estupidez predomina entre la gente del siglo XX. Miráis la figura, igual que satán se fijó en que Adán fue creado de arcilla: "¿Cómo lo voy a respetar?". No consideró el significado de Adán, que lo lleva a ser respetado por el universo entero. Todos los malaika, todos los ángeles le hicieron sajda.



Y ahora satán estableció su soberanía en el mundo entero, y hace que la gente se fije en la forma y figura de los demás. Eso es un gran pecado o el mayor pecado, y todos deben ser castigados. Deben ser castigados, y es un castigo Divino que Oriente sea el mayor enemigo de Occidente, y que Occidente sea el mayor enemigo de Oriente.



Aquí hablamos sobre el conocimiento que nos dan los awliyas, e intentamos retirar el odio que hay entre las personas. Retirarlo, haciendo que las personas se miren entre sí y vean a los demás con una corona, coronados por lo Divino -gente coronada por los Cielos-, respetando así a todos. Por eso, Grandsheij decía: "Para mí, el significado de la tariqat es respetar a todos". Mantened esto, y seréis [respetados] entre las criaturas de la tierra y los cielos.



Y decimos: Astaghfirullah, Astaghfirullah, Astaghfirullah. Para todos: Astaghfirullah, Astaghfirullah, Astaghfirullah. Y damos gracias a Allah Todopoderoso, Alhamdulillah, por Sus infinitos favores y misericordia hacia nosotros. Alhamdulillah wa shukrulillah. Alhamdulillah, Alhamdulillah wa shukrulillah. Bi hurmati-l Habib, bi hurmati-l Fatiha.



Enlace al vídeo:

Who Is Son of Adam? - Adem Oğlu Kimdir? - من هو ابن آدم

image
Who Is Son of Adam? - Adem Oğlu Kimdir? - من هو ابن آدم
Man fails to understand his value. He focuses on form. Allah has honoured the son of Adam instead, he commits sin after sin by disrespecting his fellow ma...
Ver en\ saltanat.org
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.