La superstición de la vida.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Jue Abr 25, 2013 3:55 pm

La superstición de la vida.

(...) Oriente es Oriente y Occidente es Occidente y jamás se han de encontrar(...)(1)




rené guénon, oriente y occidente, vida, materia, forma



El carácter de fijeza y estabilidad de las civilizaciones orientales indica su participación en la inmutabilidad de los principios que las sostienen.

La civilización moderna es eminentemente cambiante porque carece de principios.

La estabilidad no excluye toda modificación, sino que la reduce a ser sólo una adaptación a las circunstancias sin que afecte a los principios. La metafísica es el conocimiento de los principios y de ella se desprenden las "ciencias tradicionales"para abarcar las existencias contingentes que incluyen las instituciones sociales.

Los occidentales confunden inmutabilidad con inmovilidad por su incapacidad de separar la concepción de la imaginación, y porque su espíritu no se desprende de las representaciones sensibles,

Lo inmutable no se opone al cambio sino que lo supera, así como lo suprarracional no es lo irracional.

La incapacidad de ir allende y de resolver los contrastes aparentes en la unidad armónica de una verdadera síntesis, produce un orden de oposiciones y antítesis artificiales devenido de una interpretación simplista y sistemática.

Oriente y Occidente divergen unilateral y no simétricamente, como una rama separada del tronco; occidente se ha alejado hasta tal extremo que ya no queda ningún elemento común, término de comparación y ningún terreno para entenderse y conciliar.

El occidental moderno es esencialmente cambiante e inconstante, consagrado al movimiento continuo y a la agitación incesante no aspira a salir de ellos. No logra equilibrarse y se rehúsa a admitir su posibilidad o no lo juzga deseable, y aun llega envanecerse de su impotencia.


Llama "progreso" a este encierro en el cambio, en el que se complace y ama sin exigirle ninguna meta, le basta avanzar seguro en cualquier dirección, mas ni aun sueña con preguntarse hacia qué avanza, y llama "enriquecimiento" tanto a la dispersión en la multiplicidad como a su única consecuencia: el grosero materialismo típico y representativo de la mentalidad moderna.


La necesidad por la actividad exterior y el gusto de el esfuerzo por el esfuerzo extremos no son naturales en el hombre normal que ha conocido toda tradición. Esta situación se ha vuelto natural para el occidental por efecto del hábito que es como una segunda naturaleza (Aristóteles), pero sobre todo por la atrofia de las facultades superiores del ser, correlativa del desarrollo intensivo de los elementos inferiores.

El que no puede sustraerse a la agitación se satisface en ella, así como el que reduce su inteligencia a la actividad racional admira y sublima a ésta; para estar plenamente a gusto dentro de una esfera cerrada, no debe concebirse la posibilidad de que haya algo fuera de ella.

Las aspiraciones del occidental se limitan estrictamente al mundo sensible y a sus dependencias: el orden sentimental y buena parte del racional.


Llama "muerte" a todo resultado definitivo y "vida" a la agitación estéril.(Fragmento de una paráfrasis del texto de RENÉ GUÉNON)




El carácter de fijeza y estabilidad de las civilizaciones orientales indica su participación en la inmutabilidad de los principios que las sostienen.

La civilización moderna es eminentemente cambiante porque carece de principios.

La estabilidad no excluye toda modificación, sino que la reduce a ser sólo una adaptación a las circunstancias sin que afecte a los principios. La metafísica es el conocimiento de los principios y de ella se desprenden las "ciencias tradicionales"para abarcar las existencias contingentes que incluyen las instituciones sociales.

Los occidentales confunden inmutabilidad con inmovilidad por su incapacidad de separar la concepción de la imaginación, y porque su espíritu no se desprende de las representaciones sensibles,

Lo inmutable no se opone al cambio sino que lo supera, así como lo suprarracional no es lo irracional.

La incapacidad de ir allende y de resolver los contrastes aparentes en la unidad armónica de una verdadera síntesis, produce un orden de oposiciones y antítesis artificiales devenido de una interpretación simplista y sistemática.

Oriente y Occidente divergen unilateral y no simétricamente, como una rama separada del tronco; occidente se ha alejado hasta tal extremo que ya no queda ningún elemento común, término de comparación y ningún terreno para entenderse y conciliar.

El occidental moderno es esencialmente cambiante e inconstante, consagrado al movimiento continuo y a la agitación incesante no aspira a salir de ellos. No logra equilibrarse y se rehúsa a admitir su posibilidad o no lo juzga deseable, y aun llega envanecerse de su impotencia.


Llama "progreso" a este encierro en el cambio, en el que se complace y ama sin exigirle ninguna meta, le basta avanzar seguro en cualquier dirección, mas ni aun sueña con preguntarse hacia qué avanza, y llama "enriquecimiento" tanto a la dispersión en la multiplicidad como a su única consecuencia: el grosero materialismo típico y representativo de la mentalidad moderna.


La necesidad por la actividad exterior y el gusto de el esfuerzo por el esfuerzo extremos no son naturales en el hombre normal que ha conocido toda tradición. Esta situación se ha vuelto natural para el occidental por efecto del hábito que es como una segunda naturaleza (Aristóteles), pero sobre todo por la atrofia de las facultades superiores del ser, correlativa del desarrollo intensivo de los elementos inferiores.

El que no puede sustraerse a la agitación se satisface en ella, así como el que reduce su inteligencia a la actividad racional admira y sublima a ésta; para estar plenamente a gusto dentro de una esfera cerrada, no debe concebirse la posibilidad de que haya algo fuera de ella.

Las aspiraciones del occidental se limitan estrictamente al mundo sensible y a sus dependencias: el orden sentimental y buena parte del racional.


Llama "muerte" a todo resultado definitivo y "vida" a la agitación estéril.


La filosofía del occidental reside en un gusto enfermizo por la busca, la "inquietud mental" el mal planteo de problemas artificiales, devenidos de equívocos cuidadosamente mantenidos; en la sustitución del conocimiento por la busca. La sentimentalidad invade dominios que le deberían ser extraños.

El occidente es incapaz de salir de su alternativa : sentimentalismo y razón.

El espíritu moderno está vuelto hacia lo exterior, lo sensible; el sentimiento le parece interior y lo opone a la sensación; la "instrospección" psicológica sólo aprehende fenómenos, modificaciones exteriores y superficiales del ser; no hay otra cosa verdaderamente interior y profunda que la parte superior de la inteligencia.

Los griegos eran incapaces de librarse de la forma, los modernos no pueden desprenderse de la materia y, cuando lo intentan, no salen de los lindes de la vida. Vida, materia y, más aun, forma, sólo son condiciones de existencia específicas del mundo sensible.

Hay junto al mundo sensible, diversas prolongaciones que pertenecen aun al mismo grado de la existencia universal, pero no por alcanzarlas se dejará de estar encerrado en un dominio especial y determinado.












(Fragmento de una paráfrasis del texto de RENÉ GUÉNON)


Extraido, resumido y parafraseado de ORIENTE Y OCCIDENTE. Bs. As. by.CS.Ediciones. 1993. pp79-85.








(1)"...Rudyard Kipling escribió estas palabras...al continuar...modifica esta afirmación admitiendo que la diferencia desaparece cuando dos hombres fuertes se encuentran cara a cara después de haber venido de los confines de la tierra(...)" René Guénon( En el primer párrafo de su PRÓLOGO a ORIENTE Y OCCIDENTE)







Última edición por mariocesar el Sáb Abr 27, 2013 2:17 pm, editado 2 veces
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mataril el Jue Abr 25, 2013 9:20 pm

Lo lamentable de esto es que los malos hábitos se adquieren con facilidad y oriente (china primera potencia mundial) está imitando a occidente, más concretamente a EEUU en todos los sentidos y si bien todo lo parafraseado por Guenon es cierto, occidente es igual de inmutable que oriente solo que los principios de unos no son los principios de los otros, habría que estudiar en profundidad dichos principios de ambas culturas que a simple vista son tan opuestas. Partiendo de la base que el género humano es solo un género y no un cúmulo de razas, ya que en esencia somos todos lo mismo y las razas son un cuento como los partidos políticos, sumando a esta base el hermetismo y los pares de opuestos complementarios, oriente es el nagual y occidente es el tonal. Lo que concuerda perfectamente con lo burilado por Guenon.
Es una verdadera pasada esta experiencia que me brinda la vida en el salvaje este, donde es todo al revés y un buen método para tirar a la mierda todos los MOTALES de occidente, doy gracias porque no desperdicio ni un segundo en ello aunque mis cagaleras me está costando.

En resumen, lo que no entiendo es la imitación de un modelo como el yanki cuando ahora deberían ellos marcar el rumbo, partir en dos el modelo de MC Donnals anterior y establecer un orden nuevo, sabiendo que seguiría siendo profania, pero sería oriente el timón en orden a esa inmutabilidad de principios flexible y apta para el cambio, sin caer en vicio evolucionista y como buen occidental que soy, sugiero en base a mis principios e imaginación.

avatar
mataril

Mensajes : 1753
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Vie Abr 26, 2013 7:35 am

(...)oriente (china primera potencia mundial) está imitando a occidente, más concretamente a EEUU (...)occidente es igual de inmutable que oriente solo que los principios de unos no son los principios de los otros, (...)



¡¡¡¡¡¡¡oriente es el nagual y occidente es el tonal!!!!!!!!!!!













matarile
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mataril el Vie Abr 26, 2013 10:55 pm

Guenon:
Oriente y Occidente divergen unilateral y no simétricamente, como una rama separada del tronco; occidente se ha alejado hasta tal extremo que ya no queda ningún elemento común, término de comparación y ningún terreno para entenderse y conciliar.

Mataril:
Hola guenon, como va todo?
Creo que esto es demasiado trágico y cierto a la vez según la óptica.
El problema no reside en que sean inconciliables ambas culturas sino en la imposición tan bestia que existe de una sobre la otra. Para conciliar ha de existir conflicto, y para que deje de existir conflicto ambas partes son igual de culpables. Esto nunca podrá venir de fuera, aunque siempre es mejor agarrarse a lo conocido y decir que tienen armas de destrucción masiva.

Dicho esto creo que ambas culturas es bueno que sean complementarias y dispares, distintas en principios ya que el materialismo espiritual atroz intenta unir FÍSICAMENTE LO QUE NO SE PUEDE UNIR DESDE FUERA.
Para que quieren globalizar si ya somos el género humano, es globalizar lo globalizado desde fuera y por abajo,
Sol y luna no pueden ser lunol o solna. Ni el hombre puede ser mujer ni la mujer hombre, en cambio a través de la dualidad se puede acceder a la comprensión del uno, que todos tienen culo.
avatar
mataril

Mensajes : 1753
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  Invitado el Sáb Abr 27, 2013 12:49 am

Mariocesar escribió:

"El pensamiento no puede comprender los matices del sentimiento.

Veremos esto claramente si imaginamos a un hombre razonando sobre las emociones de otro. Como él mismo no experimenta nada, lo que experimenta el otro no existe para él. Un hombre saciado no comprende a un hambriento.Pero para éste, su hambre es muy real; y las decisiones del primero, o sea del pensamiento, no
pueden en ningún caso satisfacerlo. "


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mataril el Sáb Abr 27, 2013 3:48 am

Pensamiento
Emoción
Deseo
Todo ello forma la personalidad y el yo, es curioso que todas las personas que entran al camino digan: lo sabía, tenia la sensación de que existía algo más. Por la desazón terrible que es las personal, lo tedioso que es vivir en un traje pesado y creyendo que la gente te entiende y comprende, endilgando en los demás lo que tu eres, proyectando idealizando todo etc etc. Por eso mismo lo primero que se nota es como una especie de alivio, dura poco. Tras el alivio, dos días, empiezas a tragar mierda y a ver la cruda realidad de este mundo, tu mismo.
Unas veces mísero otras plácido, pero los tragos de betún no te les quita ni Dios.
Etc incluso el pensamiento de creerse divino e iluminado, ese es el peor escollo de la luz EL YO. Y a la vez sin este mismo, sin esta preciosa semillita no conocerias la luz jamás.
Duro como un perro a las puertas del cielo.

La vida, la existencia es el infierno, para que crear otro infierno más, y es infierno porque creemos vivir en el cielo, ese que se pinta de color de rosa.
avatar
mataril

Mensajes : 1753
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mataril el Sáb Abr 27, 2013 3:51 am

El que no puede sustraerse a la agitación se satisface en ella

Esto es el síndrome de estocolmo, claro, que viendo lo que es la personal creo que todo el mundo sufre de este síndrome.
avatar
mataril

Mensajes : 1753
Fecha de inscripción : 29/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Sáb Abr 27, 2013 8:45 am

mataril escribió:El que no puede sustraerse a la agitación se satisface en ella

Esto es el síndrome de estocolmo, claro, que viendo lo que es la personal creo que todo el mundo sufre de este síndrome.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  Guaraní el Sáb Abr 27, 2013 8:59 am

matarile escribió:Mariocesar escribió: "El pensamiento no puede comprender los matices del sentimiento.

El pensamiento está asociado a la cabeza (mente), el sentimiento al pecho (corazón), y la emoción a la zona abdominal (plexo solar)

De ahí, que no sea raro que cuando -por ejemplo- obviamos u olvidamos un recuerdo evidente, nos golpeemos la cabeza como una manera inconsciente de localizar los mismos en esa zona.

La emoción y el el sentimiento impactan en zonas diferentes de cuerpo.
Cuando nos afecta un sentimiento, ya sea positivo (amor, alegría, dicha) , o denso (tristeza, angustia, dolor etc), los sentimos como punzando el pecho. Por el contrario las desgastantes emociones densas (miedo, ira, rabia, enojo, resentimiento etc), moran en la cavidad del plexo solar.

Un sencillo ejercicio para detectar el impacto del sentimiento o la emoción, consiste en pensar en un suceso, y llevar una mano, primeramente al pecho, luego al plexo solar, y evidenciar como el mismo evento, tiene connotaciones totalmente diferentes, según el lugar en el que está posada la mano.

Como decía el sabio Blais Pascal: "El corazón (sentimiento-emoción), tiene razones que la razón (el pensamiento racional) no entiende"

La cultura tolteca, hacia distinciones entre el sentimiento y la emoción, asegurando que el primero, tenía un impacto menor al de la emoción densa, sumamente desgastante y consumidor de la energía vital. Decían también que a los famosos aliados - o seres inorgánicos- son atraídos por las emociones, el terror básico - por ejemplo- es lo que más les atrae; ya que libera el tipo de energía más conveniente para ellos.

Controlar el terror era una estratagema de los antiguos videntes. Aprendieron a controlarlo hasta el punto de poder repartirlo. Con su propio terror enganchaban a los aliados, y al darlo de manera gradual, como si fuera alimento, en verdad lo que lograban es esclavizar a los aliados.







Guaraní

Mensajes : 692
Fecha de inscripción : 05/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Mar Abr 30, 2013 4:13 am

Controlar el terror era una estratagema de los antiguos videntes. Aprendieron a controlarlo hasta el punto de poder repartirlo. Con su propio terror enganchaban a los aliados, y al darlo de manera gradual, como si fuera alimento, en verdad lo que lograban es esclavizar a los aliados.

GUARANÍ
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Lun Mayo 06, 2013 4:54 pm

"Porque sólo podemos aceptar la Vida a condición de ser grandes, de sentirnos en el origen de los fenómenos, por lo menos de cierto número de ellos. Sin poder de expansión, sin cierto dominio sobre las cosas, la vida es indefendible. Sólo una cosa es estimulante en el mundo: el contacto con las potencias del espíritu."
Antonin Artaud.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Dom Jul 14, 2013 4:01 am





CULTIVANDO Y NUTRIENDO EL MORIR Y LA MUERTE

Es un pensamiento extraño, no es que uno deba nutrir el morir y la muerte, sino que cuando uno se da cuenta de que el nacimiento, la vida y la muerte son sólo diferentes aspectos de la misma cosa, al nutrir la muerte, uno aprecia el nacimiento y realmente nutre esta vida que es una cosa tan preciosa.
Su vida no le pertenece, le pertenece a toda criatura viviente y sus nacimientos, sus formas de vivir y sus muertes están estrechamente interrelacionados con usted, dentro de la magia del proceso completo.

La comprensión de la muerte es una lección que la mayoría nunca han aprendido y la muerte parece una maldición que uno tiene que aceptar con entereza. La muerte viene para toda criatura viviente constantemente cada vez más cerca y sin embargo no podemos encontrar el tiempo dentro de nuestra locura para descubrir que un entendimiento de la muerte es una liberación del sufrimiento de la vida aquí y ahora y que no tenemos que ver a la muerte como el gran y tardío libertador o juez.
shan jian
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Mar Abr 05, 2016 1:17 am


‎Alina Schiratti Del Re‎ en ELUS COHEN DEL UNIVERSO
17 de octubre de 2015 ·
Cuán estúpidos son los hombres cuando creen estar vivos!--Claude de Saint Martín
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  Invitado el Mar Abr 05, 2016 3:56 pm

Yo creo que en oriente se desarrollaron las misticas del ser y en occidente las misticas de la fe.
Y las misticas de la fe son las misticas de lo que el ser puede llegar a ser.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  mariocesar el Mar Abr 05, 2016 4:33 pm

qop escribió:Yo creo que en oriente se desarrollaron las misticas del ser y en occidente las misticas de la fe.
Y las misticas de la fe son las misticas de lo que el ser puede llegar a ser.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La superstición de la vida.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.