"Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Mensaje  mariocesar el Sáb Sep 29, 2012 3:24 pm


"Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "


Creo haberos contado antes mi experiencia con el espejo durante
mis juveniles encuentros con Mescalito.

Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé...

charlie boloix



Tengo una bella reminiscencia del relato de dicha experiencia y sé que anda por este foro.



"Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... " Sublime borgeneada ( como la de que no recordaba si se había suicidado o no con Macedonio Fernández) , colmo del marxismo ( como la de estar menos seguro de la vida antes de la muerte que de la otra paparruchada de la ciencia y la religión)




Parafraseando a ANGELUS SILESIUS que decía que el beso de la novia vale infinitamente más que todos los esfuerzos y a OSCAR WILDE ponderando lo SUPERFLUO sobre lo NECESARIO, realmente sé que esto que la mayoría toma por "salidas", "perspicacias", figuras, licencias poéticas es la real DOCTRINA, el real MÉTODO y la real PRUEBA de EMANCIPACIÓN o SUPERACIÓN...




"Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "




Algo de esto decía JULIUS EVOLA, recordando algunos criterios de VERDADEROS GUERREROS: Lo que se dice, siente, postula DE UNA es infinitamente más real que todo lo que "se logra" con PRÁCTICA ESFORZADA...


Porque la comprensión súbita y la poesía que brota por divina compulsión de la confusión despreocupada es más real y elevada que todo entrenamiento, práctica, esfuerzo y cómoda seguridad y certeza domesticada ...
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Mensaje  mariocesar el Dom Ene 11, 2015 12:20 am

Los espejos velados
por Jorge Luis Borges

El Islam asevera que el día inapelable del Juicio, todo perpetrador de la imagen de una cosa viviente resucitará con sus obras, y les será ordenado que las anime, y fracasará, y será entregado con ellas al fuego del castigo. Yo conocí de chico ese horror de una duplicación o multiplicación espectral de la realidad. pero ante los grandes espejos. Su infalible y continuo funcionamiento, su persecución de mis actos, su pantomima cósmica, eran sobrenaturales entonces, desde que anochecía. Uno de mis insisitidos ruegos a Dios y al ángel de mi guarda era el de no soñar con espejos. Yo sé quie los vigilaba con inquietud. Temí, unas vecesm que empezaran a divergir de la realidad; otras, ver desfigurado en ellos mi rostro por adversidades extrañas. He sabido que ese temor está, otra vez, prodigiosamente en el mundo. La historia es harto simple, y desagradable.

Hacia 1927, conocí una chica sombría: primero por teléfono (porque Julia empezó siendo una voz sin nombre y sin cara); después, en una esquina al atardecer. Tenía los ojos alarmantes de grandes, el pelo renegrido y lacio, el cuerpo estricto. Era nieta y bisnieta de federales, como yo de unitarios, y esa antigua discordia de nuestras sangres era para nosotros un vínculo, una posesión mejor de la patria. Vivía con los suyos en un desmantelado caserón de cielo raso altísimo, en el resentimiento y la insipidez de la decencia pobre. De tarde -algunas contadas veces de noche- salíamos a caminar por su barrio, que era el de Balvanera. Orillábamos el paredón del ferrocarril; por Sarimento llegamos una vez hasta los desmontes del Parque Centenario. Entre nosotrosno hubo amor ni ficción de amor: yo adivinaba en ella una intensidad que era del todo extraña a la erótica, y le temía. Es común referir a las mujeres, para intimar con ellas, rasgos verdaderos o apócrifos del pasado pueril; yo debí contarle una vez de los espejos y dicté así, el 1928, una alucinación que iba a florecer el 1931. Ahora, acabo de saber que ha enloquecido y que en su dormitorio los espejos están velados pues en ellos ve mi reflejo, usurpando el suyo, y tiembla y calla y dice que la persigo mágicamente.

Aciaga servidumbre la de mi cara, la de una de mis caras antiguas. Ese odioso destino de mis facciones tiene que hacerme odioso también, pero ya no me importa.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Mensaje  mariocesar el Dom Ene 11, 2015 12:22 am

Los espejos velados
por Jorge Luis Borges

El Islam asevera que el día inapelable del Juicio, todo perpetrador de la imagen de una cosa viviente resucitará con sus obras, y les será ordenado que las anime, y fracasará, y será entregado con ellas al fuego del castigo. Yo conocí de chico ese horror de una duplicación o multiplicación espectral de la realidad. pero ante los grandes espejos. Su infalible y continuo funcionamiento, su persecución de mis actos, su pantomima cósmica, eran sobrenaturales entonces, desde que anochecía. Uno de mis insisitidos ruegos a Dios y al ángel de mi guarda era el de no soñar con espejos. Yo sé quie los vigilaba con inquietud. Temí, unas vecesm que empezaran a divergir de la realidad; otras, ver desfigurado en ellos mi rostro por adversidades extrañas. He sabido que ese temor está, otra vez, prodigiosamente en el mundo. La historia es harto simple, y desagradable.

Hacia 1927, conocí una chica sombría: primero por teléfono (porque Julia empezó siendo una voz sin nombre y sin cara); después, en una esquina al atardecer. Tenía los ojos alarmantes de grandes, el pelo renegrido y lacio, el cuerpo estricto. Era nieta y bisnieta de federales, como yo de unitarios, y esa antigua discordia de nuestras sangres era para nosotros un vínculo, una posesión mejor de la patria. Vivía con los suyos en un desmantelado caserón de cielo raso altísimo, en el resentimiento y la insipidez de la decencia pobre. De tarde -algunas contadas veces de noche- salíamos a caminar por su barrio, que era el de Balvanera. Orillábamos el paredón del ferrocarril; por Sarimento llegamos una vez hasta los desmontes del Parque Centenario. Entre nosotrosno hubo amor ni ficción de amor: yo adivinaba en ella una intensidad que era del todo extraña a la erótica, y le temía. Es común referir a las mujeres, para intimar con ellas, rasgos verdaderos o apócrifos del pasado pueril; yo debí contarle una vez de los espejos y dicté así, el 1928, una alucinación que iba a florecer el 1931. Ahora, acabo de saber que ha enloquecido y que en su dormitorio los espejos están velados pues en ellos ve mi reflejo, usurpando el suyo, y tiembla y calla y dice que la persigo mágicamente.

Aciaga servidumbre la de mi cara, la de una de mis caras antiguas. Ese odioso destino de mis facciones tiene que hacerme odioso también, pero ya no me importa.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Mensaje  mariocesar el Miér Jun 24, 2015 1:26 am

Charlie no sabe de que lado ha quedado y Borges no se acordaba si junto a Macedonio se hab{ia suicidado por el aburrimiento que le produc{ia la cumparcita reasgueada en una guitarra cercana.
avatar
mariocesar

Mensajes : 12566
Fecha de inscripción : 03/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Hasta el dia de hoy no estoy muy seguro de que lado del espejo quedé... "

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.